líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Representan los social media la muerte de la televisión?

A pesar de lo que muchos afirman, los social media no están matando nada, y menos aún la televisión. De hecho, después de varios años en los que se ha experimentado un declive continuo de las audiencias, redes sociales como Facebook y Twitter y algunas iniciativas móviles están reimpulsando el consumo de la televisión atrayendo a las audiencias de formas totalmente nuevas. Y es que, si los DVRs hicieron que las audiencias estuvieran cada vez menos pendientes de los horarios de programación, ahora parece que el interés por acceder a tweets y posts en tiempo real está invirtiendo esta tendencia.

Como asegura Robin Sloan, integrante del equipo de medios de Twitter, “si miras los tweets sobre un programa de televisión, una gran proporción se publican cuando el show se está emitiendo en directo, no una hora después”. Un gran ejemplo de esta tendencia fue la emisión de la Super Bowl XLV, el evento televisivo más visto de la historia, que provocó una avalancha de 4.000 tweets por segundo en los últimos minutos del partido.

El atractivo está en que, si antes se veía un programa de televisión, se esperaba hasta el día siguiente para poder comentarlo en el trabajo o con cualquier conocido. En cambio, ahora los móviles y los portátiles permiten que los consumidores de televisión puedan charlar con sus conocidos sobre el programa que están viendo, en tiempo real, y sin levantarse del sofá.

Según un estudio realizado por Nielsen y Yahoo!, en Estados Unidos, el 86% de los usuarios de internet móvil ve la televisión con estos dispositivos. De ellos, el 40% los utiliza para acceder a redes sociales, el 33% utiliza aplicaciones y más de la mitad envía mensajes a familiares y amigos. Además, el 60% de los encuestados aseguró haber visto la televisión y navegado en internet a través del ordenador al mismo tiempo, al menos una vez durante el mes de marzo.

Ante esta situación, los anunciantes se preguntan si esa necesidad de tweetear durante la emisión de un programa está afectando al consumo de los anuncios, ya que los mensajes se envían durante los cortes publicitarios. Esta nueva tendencia obliga a que los anunciantes aprovechen también las oportunidades que ofrecen las redes sociales como la campaña de Audi durante la Super Bowl, que utilizó el hashtag #Progressls, y que consiguió que las menciones durante la emisión alcanzaran los niveles similares a las que se consiguieron con la promoción de pago de la etiqueta en Twitter.

 

La venta de productos falsificados en internet desciende por primera vez en tres añosAnteriorSigueinte5 estrategias para defender el buen nombre de una empresa en los social media

Noticias recomendadas