Social Media Marketing

17 consejos 2.0 rematadamente malos que debería borrar de su mente cuanto antes

socialmediaEn los albores de la era 2.0 los consejos para triunfar en las redes sociales estaban a la orden del día. Los “marketeros” que se lanzaban (sin flotador) a la piscina de los social media andaban sedientos de conocimientos y se agarraban como un clavo ardiendo a todos los consejos (buenos y malos) que se abrían a su paso.

¿Lo peor? Que algunos de esos consejos “prehistóricos” siguen machando los oídos de los “marketeros” y aguando la fiesta a sus esfuerzos en la redes sociales.

Malos consejos para triunfar en el universo 2.0 hay muchos, pero estos que disecciona a continuación The Social Marketers son quizás los peores (con diferencia):

1. Hay que estar en todas partes. Quien aspira a ser omnipresente en la galaxia 2.0 está abocado inevitablemente al fracaso. El éxito en estas plataformas va inevitablemente de la mano de las prioridades.

2. Cuantos más posts, mejor. En los sociales no triunfa quien más publiqua sino que publica de manera más inteligente y pone mayor calidad en manos del usuario.

3. La automatización es una suerte de “diablo”. Aunque no hay abusar en exceso de ella, la automatización es un realidad una bendición que pone las cosas mucho más fáciles a los “marketeros”.

1

4. La automatización es la cura de todos los males en los social media. Si apuestan por la automatización a tontas y a locas (y sin haber tanteado antes el terreno), los “marketeros” se arriesgan a toparse de bruces con el fracaso en la Web 2.0.

5. Lo mejor es conectar todas las cuentas 2.0 y ahorrar tiempo. Cada red social es un mundo y meter a todas en el mismo saco es un pecado absolutamente mortal.

6. Los hashtags son un arma (“marketera”) de éxito masivo en las redes sociales. Puede que en Instagram la utilización de hashtags no esté sujeta a ningún tipo de límites, pero en otras redes sociales como Twitter su abuso puede resultar muy perjudicial para las marcas.

2

7. No hay utilizar nunca los mensajes directos como herramienta “marketera” en Twitter. Bien utilizados, los mensajes directos pueden obran auténticos milagros en la red social de microblogging (sin espantar al consumidor).

8. Hay que etiquetar a “influencers” como si no hubiera mañana. Esta estrategia, cuando se pone marcha en solitario (y sin ninguna otra táctica que la complemente) ahuyentará (más que acercará) a los “influencers” a las marcas.

9. Es necesario responder siempre a los comentarios negativos (o ignorarlos por completo). Lo mejor es adoptar una estrategia que esté a medio camino entre una y otra solución. Hay mensajes alumbrados por trols (expertos en sacar de sus casillas a las marcas) que no merecen ser tomados en serio y también mensajes a los que hay que dar necesariamente respuesta.

10. Lo importante es empezar, las estrategias vienen después. Las marcas que se aventuran en las redes sociales huérfanas de estrategias empiezan la casa por el tejado y están abocadas irremediablemente al fracaso.

3

11. Un becario basta para gestionar las redes sociales. Las marcas que ponen sus redes sociales en manos de becarios sin experiencia en estas plataformas demuestran que no tienen un mínimo de respeto por sus propias acciones de marketing.

12. El social media media marketing es sinónimo de Facebook (el resto de redes social no merece la pena). Mirar por encima del hombro a plataformas 2.0 emergentes como Instagram y Snapchat puede salir muy caro a las marcas.

13. El social media marketing “mata” (y reemplaza) al email marketing. Las redes sociales son una herramienta más en la particular caja de herramientas de los “marketeros” y no sustituyen ni mucho menos a un canal tan poderoso como el email marketing.

14. En las redes sociales la personalidad se queda fuera de la ecuación. Sin esa personalidad que tanto les cuesta a algunas marcas mostrar en los social media éstas corren el peligro de convertirse en robots.

4

15. Publicar contenido de calidad basta para encandilar a la audiencia. El contenido, por muy bueno que sea, necesita de la promoción para llegar de verdad al mayor número de personas posible.

16. Lo mejor es publicar una vez al día en Twitter y tres veces a la semana en Facebook. Este consejo está claramente desfasado, pero eso no quiere decir que las marcas deban abrumar a diario a sus fans con decenas y decenas de contenidos en las redes sociales.

17. Hay que tener muchísima cautela con todo lo que se dice en los social media (porque no hay “goma de borrar” para las meteduras de pata en estas plataformas). Este consejo es en realidad muy sabio, pero tampoco hay que tomárselo al pie de la letra. Las marcas que están excesivamente acongojadas por el miedo a meter la pata en las redes sociales se arriesgan a quedarse paralizadas y no decir nada (interesante) en estas plataformas.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir