Social Media Marketing

Bob Hoffman carga contra el modelo publicitario de Facebook

3 razones que demuestran la toxicidad publicitaria de Facebook

3 razones que demuestran la toxicidad publicitaria de FacebookA pesar de que Facebook se ha convertido en la plataforma más utilizada tanto por las marcas como por las instituciones o partidos políticos para anunciarse y llegar a una amplia audiencia, lo cierto es que son muchos los críticos hacia la red social como arma publicitaria.

Sobre todo a raíz de las fake news, el clickbait y la falta de visibilidad que ha ido en aumento durante este último año. Por ello no es de extrañar que uno de los más fieles detractores de la publicidad digital, Bob Hoffman, se una a la campaña en contra de Facebook como plataforma publicitaria política.

Ha hecho constar su disconformidad a través de su blog, Ad Contrarian, en el que ofrece 3 razones por las que rechaza la publicidad política en Facebook y no en otros medios tradicionales como la televisión o la radio.

El primer motivo que aduce es que la publicidad en televisión es claramente publicidad. No hay posibilidad de confundir un anuncio con una emisión de un canal. Al contrario de lo que sucede en la plataforma en donde “los anuncios se muestran exactamente igual que el contenido”. Por lo tanto, muy frecuentemente los anuncios en Facebook aunque no sea esa su intención, se comportan como fake news.

En segundo lugar, en televisión y en radio los anuncios políticos deben ser identificados como tal. Por su parte, “Facebook mantiene la absurda posición de que no es un medio cuando, de hecho, es el mayor medio del mundo”. Este argumento es, para Hoffman, una manera de evitar las responsabilidades que los medios deben asumir, algo que, “asombrosamente”, las autoridades permiten.

Como tercer argumento, Hoffman asegura que Facebook hace todo lo posible para difuminar las líneas entre la publicidad y el contenido. “Utiliza intencionalmente lenguaje impreciso, como “patrocinado” en vez de “anuncio”, para describir la publicidad en nuestros feeds.

Así, la plataforma se ha convertido a través de estas dudosamente éticas prácticas junto a la enorme cantidad de datos que recolecta de sus usuarios, en un arma enormemente peligrosa que sacó su artillería pesada en 2016 con las elecciones presidenciales.

Y, a la vista de que las autoridades no son capaces de contener esta lacra, Hoffman afirma que “la única esperanza reside en que los anunciantes responsables fuercen a Facebook a acabar con estas prácticas tóxicas retirando su dinero”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir