Social Media Marketing

3 razones por las que comparar Facebook y Snapchat es como oír llover y no saber dónde

3 razones por las que comparar Facebook y Snapchat es como oír llover y no saber dóndeLa semana pasada los ojos de medio mundo estaban puestos en Snapchat y es que, la compañía presentaba los esperados resultados del segundo trimestre del año.

Aunque los ingresos y el número de usuarios aumentaron, la actuación de la compañía en Bolsa no ha sido la esperada lo que, una vez más, ha puesto a la app en el disparadero.

Este año, las acciones de la red social se tambalearon sufriendo descensos que alcanzaron mínimos históricos. Si el valor inicial de las acciones de la compañía era de 17 dólares, esa cifra ha llegado a desplomarse hasta los 12.

Así, estas turbulencias han generado dudas entre los inversores y hay quien ya pone fecha de muerte para la app.

Timothy Armoo, cofundador de Fanbytes, no se muestra tan negativo en un artículo en The Drum en el que asegura que esta caída en bolsa se debe a las constantes comparaciones entre Snapchat y Facebook cuando, añade, nada tienen que ver.

Y para demostrarlo, nos ofrece 3 razones:

1. Snapchat nunca podría tener el tamaño de Facebook (y no es un pecado)

La comparación entre ambas redes sociales no tiene sentido. Una de las mayores razones que explica la falta de confianza de los inversores en Snapchat es la incapacidad de la app del fantasma para imitar el crecimiento de su rival.

Los analistas predicen los ingresos y el número de usuarios basándose en el crecimiento de los números de redes como Facebook algo complicado pues, mientras la red de Mark Zuckerberg se ha convertido en una herramienta útil tanto para personas de 20 años como para las de 50, Snapchat es una plataforma de entretenimiento dirigida a un público muy específico, la generación Z.

Por lo tanto, comparar su número de usuarios con los de Facebook es un completo error pues, probablemente nunca llegará a una audiencia diferente.

Sin embargo, la app del fantasma es una plataforma que ha conseguido enganchar a toda una generación que dedica largas horas a divertirse entre filtros e historias.

Por lo tanto, para medir correctamente el crecimiento de esta app será más lógico centrarse en las tasas de engagement, una batalla que gana por mucho ante sus competidores consiguiendo que los usuarios menos de 25 años inviertan hasta 40 minutos al día en la app.

2. Las copias de Facebook, un regalo para Snapchat

Aunque la crítica ha sido generalizada hacia Facebook por haber copiado los Stories de Snapchat, lo cierto es que, si analizamos las cifras, pueden no ser tan perjudiciales para Sapchat.

Y es que, aunque los usuarios mayores de 25 años comenzaron a trasladarse desde la app del fantasma a Instagram, los de menos de 21 años, comenzaron a utilizar Snapchat todavía más si cabe con una media de 40 minutos diarios de uso.

Así, en un tiempo en el que llegar a esta audiencia joven es muy complicado, Snapchat ha sabido crear un producto enormemente atractivo para estos usuarios y, en conseucencia, para los anunciantes.

3. Snapchat no tiene que derrotar a Instagram, solo ser la mejor versión de sí mismo

Puede que Snapchat no atraviese su mejor momento pero de lo que no hay duda es de que ha sido capaz de crear un producto único y diferenciado, nuevos modos de entretenimiento para los más jóvenes.

Ese es su punto fuerte y solo tiene que seguir explotándolo de una manera divertida y atractiva para demostrar el brillante futuro que puede tener por delante.

Las recientes adquisiciones de compañías como Looksery, Bitstrips o Zenly ofrecen a Snapchat una nueva oportunidad para conseguir el beneplácito, no de sus usuarios, pues ya lo tiene, sino de los inversores que se empeñan en seguir mezclando churras con merinas.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir