Social Media Marketing

El poder de Facebook en los próximos años

4 posibles escenarios que describen futuros muy diferentes para Facebook

Estos son los escenarios en los que podría moverse Facebook en los próximos años en función de su popularidad y las regulaciones.

Facebook

Nada parece parar a Facebook. Ni siquiera la pandemia o el boicot publicitario iniciado por un grupo de organizaciones de derechos civiles en julio al que se sumaron marcas de la talla de Unilever, Starbucks o Coca-Cola.

Facebook continúa expandiendo su imperio llegando a cada vez más usuarios del globo y convirtiéndose en un gigante de mayores dimensiones dentro del inmenso universo de la red de redes.

Pero, ¿qué le deparará a la compañía de Mark Zuckerberg en los próximos años? A través de un gráfico que tiene en cuenta dos aspectos cruciales para la compañía: popularidad y regulación, desde Mashable presentan cuatro escenarios diferentes que podrían marcar el futuro de Facebook y que detallamos a continuación:

1. Una ruptura temporal (Más regulación, más popularidad)

Si los demócratas recuperan la presidencia y el Senado en 2021 y no dudarán en tomar medidas contra Mark Zuckerberg, un CEO que favoreció las voces conservadoras y se negó a refutar las mentiras de Trump. Será entonces prioridad el plan de la senadora Elizabeth Warren para dividir las grandes tecnológicas.

"(Zuckerberg) anticipándose al tipo de drama judicial antimonopolio que llevó a la ruptura de Standard Oil y AT&T, negocia un decreto de consentimiento. Esto le obliga a escindir Instagram y WhatsApp como compañías separadas, lo que, de paso, permite que cada empresa se reúna con sus descontentos fundadores", imaginan desde Mashable. Facebook obtendrá entonces una cifra mucho mayor a la que pagó por ambas compañías.

Tras este movimiento, las personas se relajan convencidas de que Zuckerberg ha aprendido la lección y los medios se centran en la extralimitación del gobierno. El Partido Republicano gana en las elecciones intermedias de 2022.

Y de nuevo, Facebook es libre de reanudar las adquisiciones, quizás enfocadas a las apps chinas y Zuckerberg podría postularse para presidente. "Ya sea que Zuckerberg se postule o no, Facebook al menos ha aprendido a ser amable con ambos lados del Congreso", recalca el medio.

2. Decadencia y caída (Más regulación, menos popularidad)

El segundo escenario es el siguiente: Australia cumple su amenaza de hacer que Facebook y Google paguen a las organizaciones de medios. La UE hace lo mismo, extrayendo la pena máxima de Facebook en su multa pendiente de GDPR. Varios gobiernos del estilo Biden se dan cuenta de que unos medios de comunicación fuertes son la mejor defensa contra las prácticas de Facebook y las mentiras que se propagan en sus plataformas. El cuarto poder reflota.

Los millones de periodistas despedidos tras el escándalo de "pivot to video" vuelven a las redacciones con el fin de investigar cualquier punto sospechoso de Facebook. "Finalmente, justo a tiempo para las elecciones presidenciales de 2024, se descubre un nuevo escándalo de manipulación de Facebook", describe el medio.

Un boicot a Facebook resurge capitaneado por la Generación Z -ya alejada de la red social- y apoyado por los anunciantes que surte efecto. Facebook comienza su etapa de decadencia y Zuckerberg, lavándose las manos, renuncia como CEO y vende parte de sus acciones.

Facebook

3. Facebook es el diablo (Menos regulación, menos popularidad)

En el tercer escenario Trump vuelve a ganar las elecciones y la población está cada vez más dividida. "El autoritarismo está aumentando en todo el mundo y la evidencia apunta a la manipulación de Facebook como un factor importante", pinta Mashable este futuro. Sheryl Sandberg dimite y, sin ella, a Zuckerberg recibe más consejos de Peter Thiel.

"El Daily Caller de Tucker Carlson continúa con su dudosa "verificación de hechos" de las opiniones liberales. Los comentaristas se quejan de que se trata de censura con otro nombre. Sus artículos no suelen ser detectados por el algoritmo de Facebook. Como sucedió a menudo en 2020, las historias más populares siempre provienen de sitios que se inclinan hacia la derecha", continúa.

La base de usuarios de Facebook de reduce y los boicots publicitarios comienzan, provocando la caída de sus acciones. Para compensar la pérdida de ingresos publicitarios, aprovecha su base de usuarios de MAGA, mientras los reguladores de Trump "miran para otro lado".

4. Facebook es Dios (Menos regulación, más popularidad)

Utilizando los resultados de las elecciones de 2020 para demostrar que puede coexistir con una sociedad democrática, Facebook se embarca en una "gran ofensiva con encanto". Sheryl Sandberg se convierte en directora ejecutiva pero Zuckerberg conserva su poder de voto.

Zuckerberg revela cómo Trump lo amenazó con investigaciones durante su cena secreta en 2019, lo que se convierte en uno de los escándalos de mayores dimensiones que involucran a Trump tras su presidencia. Como resultado, la regulación de las redes sociales se considera una táctica de Trump. Biden se posiciona como un presidente que hará lo opuesto a su predecesor en absolutamente todo.

Sandberg promete que WhatsApp e Instagram operarán como entidades independientes durante la próxima década, mientras Facebook mantiene contentos a los medios ofreciendo unilateralmente pequeños pagos por cada vez que un usuario hace clic en una historia.

En este escenario, Facebook logra convencer a los reguladores y adquirir TikTok. Asimismo, consigue a base de nuevas herramientas de privacidad que cada vez más usuarios opten por no recibir publicidad dirigida. "Si todos confían en él, los anunciantes vendrán", pensará Zuckerberg con la mirada enfocada al largo plazo.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir