Social Media Marketing

Cómo hacerse famoso en Instagram

6 golosas claves para saborear las mieles de la "instafama" en Instagram

En Instagram la fama desfila por una empinadísima cuesta. Para conquistar el éxito en la red social de moda hay que armarse de paciencia y prestar mucha atención a estas valiosas claves.

instagramInstagram sirve para mucho más que para cultivar el noble arte de la amistad. Y se ha convertido en una fenomenal plataforma marketera para las marcas (tanto para las ya establecidas en el mercado como para aquellas de nueva hornada).

Sólo durante este año la famosa red social podría generar con la inestimable ayuda de la publicidad móvil la friolera de 6.800 millones de dólares. Una voluminosa cifra que deja “raquíticos” los 1.800 millones de dólares que se embolsó Instagram el año pasado en concepto de publicidad.

En Instagram se guarecen no sólo grandes empresas sino también personas corrientes y molientes que, al abrigo de esta red sociales, se erigen en poderosas marcas personales (a cuya influencia todos quieren arrimarse).

Metamorfosearse en influencer (de relumbrón) en Instagram es el sueño de muchos de quienes se abren paso en esta plataforma. En esta red social, como también en la vida real, la fama cuesta y es deudora de las claves que disecciona a continuación HubSpot:

1. Asegúrese de que su contenido es genuino y auténtico

Para al alcanzar el estatus de influencer en Instagram hay algo que nunca falla y, por ende, jamás debe faltar: el contenido auténtico.

Quienes aspiran a convertirse en prescriptores en la filial de Facebook deben primar la calidad sobre la cantidad y publicar siempre contenido de primerísima calidad (aunque eso implique mermar la frecuencia de publicación).

Los influencers deben alumbrar además contenido que se mire en el espejo de su propia personalidad (y no en la de prescriptores ajenos).

La autenticidad no siempre es fácil de poner en práctica en Instagram, que para algo se precia de ser la red social del “postureo”. Aun así, sin autenticidad y sin honestidad, todo proyecto de influencer está abocado a naufragar.

Si un influencer comienza a venderse a cualquier postor y a aceptar colaboraciones con marcas que nada tienen que ver con su propia personalidad, su influencia se irá al garete tarde o temprano.

3. Sea flexible y auténtico en los cambios experimentados por su marca personal (que los habrá)

Las marcas personales son entes vivos y como tales evolucionan de manera constante. Hay quienes comienzan siendo influencers con el foco puesto en la moda en Instagram para después virar, por ejemplo, hacia el mundo del fitness.

Acometer semejantes y radicales cambios puede parecer a priori altamente contraproducente. Sin embargo, si los influencers desean de verdad ser auténticos con su audiencia, deben permitirse a sí mismos el lujo de cambiar de dirección. Los contenidos volcados por los influencers en Instagram beben del manantial de sus propias vidas y sus vidas pueden cambiar y tomar nuevos derroteros (que la audiencia desea por supuesto conocer).

3. Ponga el acento en su audiencia

Nadie alcanza el estatus de influencer sin crear en torno a sí una comunidad y conectar con quienes forman parte de esa comunidad.

La comunidad lo es todo para un influencer, cuya verdadera obsesión debe ser procurar contenido de calidad a su audiencia.

El primer paso para aquellos que desean incursionar en el universo del influencer  marketing es hallar un nicho y a continuación tratar de dilucidar qué tipo de contenidos y experiencias pueden ser procurados a ese nicho. Ni que decir tienen que esos contenidos y experiencias deben nacer necesariamente del vientre de la autenticidad.

4. Halle “micromarcas” con las que colaborar

Una vez el influencer ha dado forma a su propia marca personal (y ésta tiene ya cierta fuerza), llega el momento de considerar la posibilidad de colaborar con otras empresas

Sin embargo, que un influencer tenga su bautismo de fuego (marketero) con marcas de la talla de L’Oréal y Nike no es quizás lo más apropiado. Lo mejor es que los influencers en ciernes (con menos de 10.000 “followers”) pierdan su “virginidad” con micromarcas que se ajusten a sus propios valores.

Con las micromarcas a su vera, el contenido pagado generado por los influencers no está además tan entreverado de publicidad pura y dura (y posiblemente descarada) que cuando entran en escena grandes marcas (con las cuales los prescriptores mantienen quizás una relación más distante e impersonal).

5. Saque brillo a sus habilidades fotográficas

Una cámara profesional y una buena lente pueden marcar la diferencia entre una buena foto y otra fantástica (y esta última tendrá posiblemente mayor índice de respuesta).

Para destacar entre la multitud los aspirantes a influencers deben invertir en buenos equipos y en cursos de fotografía para sacar todo su jugo a las fotos que comparten después en Instagram.

Se trata de poner en manos de la audiencia algo valioso y para dotar de valor al contenido hay que invertir inevitablemente tiempo y dinero.

6. Sea persistente

Como en cualquier otra profesión, uno de los factores más críticos del éxito en Instagram es la persistencia.

No hay que arrojar la toalla a la primera de cambio, hay que continuar publicando contenido de manera consistente (para que éste eche finalmente brotes verdes) y hay que evitar caer en el peligroso juego de las comparaciones.

Convertirse en influencer no es fácil, y aunque puede ser una profesión altamente gratificante, es imposible conquistar la cima sin depositar mucho tiempo y pasión en lo que comienza siendo en la mayor parte de los casos un mero hobby.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir