Social Media Marketing

6 razones por las que las marcas están dando portazo a Snapchat para fugarse a Instagram

No hace ni un año que Instagram lanzó sus famosas "Stories" (un calco de Snapchat) para asestar la puñalada (mortal) a la red social liderada por Evan Spiegel. Y parece que la filial de Facebook está consiguiendo lo que quería porque Snapchat anda de capa caída últimamente.

En marzo de este año, cuando Snapchat se tiró a la piscina de la bolsa, el crecimiento en su número de usuarios, antaño frenético, estaba dando ya síntomas de agotamiento. En cambio, su rival Instagram Stories no ha parado de crecer desde que saliera del cascarón en agosto de 2016. De hecho, hay aproximadamente 40 millones de usuarios más en Instagram Stories que en Snapchat en su conjunto.

Que muchos usuarios han dejado en la estacada en el transcurso del último año a Snapchat para arrojarse en los brazos de Instagram Stories es una triste realidad para la célebre app de los mensajes efímeros.

Y como las marcas están obligadas a mirarse en el espejo de sus usuarios, no son pocos los anunciantes que están dando la espalda a Snapchat para refugiarse en Instagram y en sus exitosas “Stories”.

Pero, ¿por qué están las marcas (y también los influencers) poniendo los “cuernos” a Snapchat con Instagram? A continuación, y de la mano de HubSpot, analizamos las razones del “adulterio”:

1. Instagram tiene una audiencia mucho más amplia que Snapchat

Instagram cuenta con más de 700 millones de usuarios en todo el mundo. Y 200 millones de esos 700 millones de usuarios se han rendido ya a los encantos de sus “Stories”.

En Instagram, debido al elevadísimo número de usuarios que hay en esta plataforma, las marcas lo tienen mucho más fácil para conectar con su target que en Snapchat, donde quienes allí se zambullen deben construir comunidades prácticamente desde cero.

2. Instagram ofrece mejores soluciones de targeting

Instagram forma parte del ecosistema de Facebook, que presume de una gran fortaleza desde el punto de vista del targeting y permite a los anunciantes segmentar de manera excepcionalmente precisa sus campañas publicitarias.

Snapchat lanzó hace apenas un mes, en mayo de este año, su primera plataforma publicitaria de autoservicio. Y aunque aún es pronto para juzgar las bondades de esta plataforma, lo cierto es que si tenemos en cuenta que Snapchat cuenta con apenas 166 millones de usuarios, el poderío en términos de targeting de Instagram sobrepasa claramente a la fuerza (todavía modesta) de su joven competidor.

3. Instagram genera más tráfico que Snapchat

Apoyándose en su gran audiencia, Instagram se lo pone más fácil a las marcas a la hora de dar fuelle al tráfico de sus páginas webs. Además desde hace algunos meses las “Stories” de esta red social permiten a los usuarios incluir links (lo cual ha sido desde luego una buenísima noticia para las marcas).

Por otra parte, Instagram pone en manos de las marcas un “dashboard” totalmente unificado en el que éstas pueden consultar fácilmente las analíticas asociadas a sus “Stories” y comprobar si generan o no tráfico a sus páginas web.

4. En Instagram es más fácil descubrir contenido que en Snapchat

Hace unos meses Snapchat lanzó una barra universal de búsquedas para ayudar a los usuarios a encontrar nuevos contenidos y usuarios. Y no mucho después Instagram, que no quita ojo a la red social de Evan Spiegel, presentó en sociedad sus nuevas “Stories” de hashtags y localización para hacer algo similar pero mejor que Snapchat con su barra universal de búsquedas.

En Instagram los usuarios pueden echar mano de los “geotags” y los hashtags incluidos en una “Story” para ver contenido relacionado. En Snapchat los usuarios pueden hacer lo mismo desde la barra universal de búsquedas de la aplicación (pero no pueden disfrutar de esta práctica funcionalidad directamente desde las “Stories”).

La diferencia es sutil pero decisiva y a la hora de descubrir contenido, Instagram gana claramente a Snapchat y está concitando por ello la atención de tantísimas marcas.

5. Instagram brinda al usuario una experiencia más auténtica

En Instagram el usuario puede pasar sin demasiadas fisuras del tradicional “feed” de esta red social a las “Stories” sin toparse con demasiados anuncios en el camino.

En cambio, en Snapchat muchos usuarios se lamentan del exceso de publicidad (desprovista de calidad) que hay en las “Stories” de esta red social.

6. Instagram es más “user-friendly” que Snapchat

Una de las principales razones por las que las marcas se están mudando a Instagram y abandonando Snapchat es porque la primera red social es bastante más sencilla de utilizar que la primera.

En Instagram es mucho más fácil que en Snapchat hacer cosas básicas como añadir nuevos seguidores, ver (y volver a reproducir) contenido, compartir “Stories” y responder a las “Stories” de otros usuarios.

Y debido a su sencillez de uso los usuarios (y también las marcas) ponen inevitablemente “ojitos” a Instagram (más que a Snapchat).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir