Social Media Marketing

6 razones que explican la mayoría de los "fails" en social media

6 razones que explican la mayoría de los "fails" en social mediaLa creciente adopción del social media en todo el mundo ha convertido a estas plataformas en potentes canales de comunicación para las marcas.

Sus posibilidades de engagement, comunicación directa y de marcar la diferencia en un mercado altamente competitivo, han convencido a la mayoría de las empresas para estar presentes en las redes.

Sin embargo, a pesar de los enormes esfuerzos que hacen los marketeros por aprovechar al máximo las ventajas de estos canales, lo cierto es que las marcas están teniendo dificultades para obtener buenos resultados.

Por ello, les mostramos de la mano de John Stevens fundador y CEO de Hosting Facts y Adweek, 6 comunes errores a evitar y que podrían ser el motivo de fracaso de su estrategia en social media:

1. Falta de objetivos
Muchas marcas invierten buena parte de sus recursos humanos y económicos en aumentar su presencia en redes sociales por el simple hecho de estar o de convertirse en virales.

Sin embargo, es necesario tener claros los objetivos que se pretenden conseguir, ya sean directos o indirectos. Para que una estrategia funcione, hay que tener clara la meta y dirigir las acciones hacia ella.

2. Invertir demasiado
Aunque son muchos los factores que influyen en el ROI, el presupuesto no juega un papel tan fundamental como muchos marketeros creen.

Por este motivo, no es necesario realizar grandes inversiones de dinero para obtener buenos resultados, simplemente, se trata de buscar la manera de optimizar el presupuesto disponible.

3. Pasar por alto la importancia de la exposición
La repetitividad es importante cuando se trata de mostrarse en social media. Marcar la diferencia entre tanto ruido no es fácil y la exposición ante el público de manera continua se convierte en una obligación.

De hecho, cuanta más exposición se produzca, más familiaridad establecerán los consumidores con las marcas y todo esto lleva a la confianza y a la fidelidad.

Además, un estudio de BuzzSumo revela, tras el análisis de más de 100 piezas de contenido, que la repetitividad aumenta las conversiones hasta un 686%.

4. No tener un plan B
Aunque muchas marcas preparan con detalle cada una de sus acciones en redes sociales, no suelen estar prevenidas con respecto a las posibles consecuencias.

En el mundo digital todo es impredecible y nunca sabrá si una acción se convertirá en viral o pasará desapercibida.

Así, es necesario contar con un as bajo la manga para ser capaces de reaccionar de manera rápida.

En caso de que no funcione, realizar los cambios necesarios para dar una segunda oportunidad a la acción o, en caso de éxito, saber cómo seguir gestionando la estrategia para sacarle el máximo partido.

Ya sabe, en el entorno online, toda preparación es poca.

5. Solo targetizar a los seguidores
El mundo social está lleno de usuarios y dirigirse solo a los seguidores significa estar perdiendo una oportunidad única de ventas y conversiones.

De hecho, según un estudio de Edison Research, en Estados Unidos, solo el 33% de los usuarios han seguido alguna vez a una marca.

Explore las opciones de targeting a través de influencers o marcas que compartan una audiencia similar.

6. Obsesionarse con los números
Aunque las cifras son importantes, no lo son todo en una estrategia de social media. Es necesario mirar más allá del número de usuarios y entender cómo funciona cada canal, cuál responde mejor a las necesidades de la marca y dónde se encuentra el público objetivo.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir