Social Media Marketing

8 maneras de meter la pata en LinkedIn con su foto de perfil

LinkedInEn la era de los selfis las fotos deliberadamente malas están desgraciadamente a la orden del día. Poses con "morritos", fotografías en el baño, desafortunados primerísimos planos… La lista de pecados fotográficos es cada más larga.

Un selfi de pésima calidad (y pésimo gusto) en Facebook es más o menos perdonable, pero subir esa misma autofoto a LinkedIn puede costarle muy caro en términos laborales.

Si tiene previsto cambiar próximamente de foto de perfil en LinkedIn, le recomendamos huir como de la peste de los 8 tipos de fotografías que propone la empresa especializada en "social selling" Sales for Life en la siguiente infografía:

1. La foto vintage
Si no quiere perder oportunidades laborales en LinkedIn, preocúpese de actualizar su foto de perfil. No deje que se “apolille”.

2. La foto “fiestera”
En LinkedIn absténgase de las fotos “fiesteras”. Dará a sus contactos una imagen inadecuada sobre usted.

3. La foto en la sombra
Si su rostro permanece en la sombra, también lo hará su perfil en LinkedIn a los ojos de los demás.

4. La foto “romanticona”
No suba a LinkedIn la misma foto que utilizaría para un portal de citas online.

5. La foto “payasa”
Tómese la molestia de transmitir a los demás que es un auténtico ser humano con su foto de perfil en LinkedIn.

6. La foto “animal”
Puede que ame muchísimo a su gato, pero LinkedIn no es el lugar más adecuado para presumir de idilio con él.

7. El selfi
Deje los selfis en el baño para su cuenta en Instagram (o en Tinder).

8. La silueta
Los tipos de fotos enumerados hasta ahora son malos, pero aún peor es que nuestro perfil en LinkedIn sea huérfano de imagen. De hecho, las probabilidades de que un perfil en LinkedIn llegue de verdad a ojos de los demás se multiplican por 11 cuando hay foto de perfil de por medio.

infographic

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir