líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

A partir de hoy sus secretos más a salvo que nunca gracias al código cifrado de WhatsApp

shhNo hay duda de que hoy en día, el mundo digital forma parte de la vida de los consumidores y es que, la mayor comodidad y rapidez que ofrece permite realizar compras, mantener conversaciones, agilizar los procesos laborales o estrechar relaciones sociales con un solo clic.

Sin embargo, una de las cosas que más preocupa a los usuarios sobre el uso de los sistemas digitales es la seguridad y son muchos los que todavía son reacios a la hora de introducir números de cuentas bancarias o datos personales por temor a que sean hackeados.

Y no es de extrañar, sobre todo teniendo en cuenta los ciberataques a gran escala que han tenido lugar en los últimos años como al Gobierno norteamericano, al que se le presupone un sistema de seguridad de lo más avanzado.

Es por esto que el servicio de mensajería más utilizado, WhatsApp ha decidido calmar los nervios de sus usuarios protegiendo todas y cada una de sus conversaciones, fotografías o vídeos que envíen a través de sus chats con un código cifrado end-to-end.

Esto quiere decir que el contenido de las conversaciones será encriptado desde que sale de un teléfono y solo podrá ser descifrado una vez se reciba en el destinatario. Así, la compañía pretende evitar el acceso a la información privada y personal de los usuarios en el paso intermedio entre emisor y receptor.

whatsapp

Aunque no es algo nuevo ya que WhatsApp lleva desde el año 2014 probando poco a poco este sistema en los dispositivos, es ahora cuando Signal Protocol llega a los aparatos de todos los usuarios.

«A partir de hoy, los usuarios verán una notificación en sus conversaciones avisándoles de que sus chats individuales y grupales implementarán un cifrado de punto a punto», aseguran desde Open Whisper, la compañía desarrolladora del sistema de cifrado.

 

Los europeos cambiarán las tablets por las "phablets" (o eso estima eMarketer)AnteriorSigueinteEl "ad blocking" es un monstruo engendrado (y cebado) por los propios "marketeros"

Noticias recomendadas