líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media Marketing

Según documentos a los que ha tenido acceso The Intercept

A TikTok no le gustan los gordos, feos y pobres

Son conclusiones de 'The Intercept' tras haber tenido acceso a varios documentos internos de la compañía con instrucciones para sus moderadores. Además de discriminación por características físicas y económicas parece que TikTok también habría pedido a sus trabajadores que suprimieran aquellas publicaciones con contenido político

TikTok

Parece que a los dueños de TikTok no le gustan las personas diversas. La aplicación de moda entre los millennials y la Generación Z estarían pidiendo a sus moderadores que eliminen publicaciones que vengan de personas consideradas por ellos feas, pobres o con sobre peso.

Son conclusiones de The Intercept tras haber tenido acceso a varios documentos internos de la compañía con instrucciones para sus moderadores. Además de discriminación por características físicas y económicas parece que TikTok también habría pedido a sus trabajadores que suprimieran aquellas publicaciones con contenido político, sobre todo aquellas que vulneren «el honor nacional». Hay que tener en cuenta, respecto a esta última, que China es el país origen de esta app de vídeos y, por tanto, las restricciones en internet son extensas.

Los 800 millones de usuarios mensuales estarían bajo lupa por parte de los moderadores de TikTok, compañía que hace alarde de autoexpresión por parte de los jóvenes además de creatividad extrema. Sin embargo, parece que la plataforma estaría eliminando vídeos donde puedan verse barrios humildes, tripas más grandes de los cánones -mal- establecidos y personas con defectos, como una boca con los dientes algo torcidos.

A todo esto, tal y como señala el medio, habría que sumarle que los moderadores deben también «escanear los contenidos subidos para detectar paredes agrietadas y ‘decoraciones de mala reputación’ en los hogares de los usuarios, y luego castigar efectivamente a estos usuarios más pobres de TikTok reduciendo artificialmente sus audiencias». Estos documentos publicados por The Intercept habrían sido creados primeramente en chino y después traducidos al ingles «con torpeza».

tiktok normas

El medio ha contactado con la plataforma para conocer su versión de los hechos. Por su parte, el portavoz de TikTok Josh Gartner ha explicado que «la mayoría de las pautas de transmisión en vivo revisadas por el medio ya no están en uso, o en algunos casos parecen nunca haberse llevado a cabo». Sin embargo, no ha entrado en más detalles. En cuanto a la supresión -o censura- de vídeos, el portavoz ha señalado que la idea era de evitar o prevenir un acoso escolar temprano pero que estar normas ya no están en uso, pese a que parece que este conjunto de políticas han estado en activo hasta finales de 2019. Sin embargo, en ninguno de los documentos a los que ha tenido acceso el medio aparece una justificación antibullying.

El medio recoge que los moderadores de TikTok estaban obligados a suprimir los contenidos compartidos de usuarios «con fallas tanto congénitas como inevitables»: forma anormal del cuerpo, aspecto facial feo, enanismo, vientre de cerveza, demasiadas arrugas, trastornos oculares y «rasgos de baja calidad», entre otras lindezas. A esto se le añaden «barrios marginales, campos rurales, viviendas en mal estado», que parece que han sido ocultadas de los timelines de los usuarios. Parece que en los textos se señala como único motivo de esta política restrictiva y retrógrada «la necesidad de retener nuevos usuarios y hacer crecer la aplicación.

TikTok, a través de su agencia, se ha puesto en contacto con MarketingDirecto.com para darnos su versión de los aparecido en el artículo de The Intercept. Al parecer, las Normas de Comunidad que se mencionan parecen ser en gran parte iguales o similares a las que The Guardian ya mostró el año pasado en un reportaje y que fueron eliminadas antes de que se publicara y también antes de que The Intercept dice que accedió al documento.

«En el último año, hemos establecido centros de Trust and Safety en California, Dublín y Singapur, que supervisan el desarrollo y la ejecución de nuestras políticas de moderación y están encabezados por expertos de la industria con una amplia experiencia en estas áreas«, nos comentan. «Los equipos locales aplican las Normas de la Comunidad actualizadas que ya publicamos en enero y que están encaminadas a mantener TikTok como un lugar de autoexpresión abierto y un entorno seguro tanto para los usuarios como para los creadores»

Según señalan, la mayoría de las normas que se presentan en The Intercept ya no se utilizan, o en algunos casos parecen no haber estado nunca en vigor, como señalábamos con anterioridad, pero es correcto que para la transmisión en directo, TikTok se mantiene especialmente alerta para mantener el contenido sexual fuera de la plataforma«, añaden.

Esta app tiene la solución para entretenerse durante la cuarentenaAnteriorSigueinteDe cómo el coronavirus convirtió a un villano en héroe (y ejemplo para las marcas)

Noticias recomendadas