Social Media Marketing

¿Es el algoritmo de Facebook el culpable de la victoria del histriónico Donald Trump?

facebookEl mundo continúa conmocionado después de que el controvertido Donald Trump se proclamara vencedor (por sorpresa) en las elecciones presidenciales celebradas al otro lado del charco. Pero, ¿cómo es posible que el histriónico millonario estadounidense vaya a ser el próximo inquilino de la Casa Blanca? Algunos creen que la respuesta a esta pregunta pasa por Facebook y la creciente influencia de la red social en la forma en que los ciudadanos (los estadounidenses en concreto) consumen la información. Así quedó patente al menos el pasado miércoles en la conferencia Web Summit, que ha reunido en Lisboa durante los últimos días a 50.000 “techies” procedentes de todos los rincones del planeta.

"Todos somos esclavos del algoritmo de Facebook", aseguraba el miércoles el periodista David Patrikakos en una mesa redonda en la que el debate giraba precisamente en torno a los sorprendentes resultados de las elecciones estadounidenses.

Y otro periodista, Owen Jones, colaborador de The Guardian, daba la razón a su colega. “Los social media crean espacios llenos de eco donde estamos rodeados permanentemente de gente que piensa igual que nosotros”, decía Jones.

Sin embargo, no todos los participantes en esa redonda le endilgaron a Facebook la culpa del “fatídico” triunfo en las urnas de Donald Trump. Es el caso de la actriz y activista demócrata Shailene Woodley, que aseguraba en Lisboa que las redes sociales brindan a los ciudadanos la oportunidad de escuchar voces que de otro modo no oirían. A juicio de Woodley, los verdaderos culpables (si es que hay alguno) de la victoria de Trump no son las social media sino los medios tradicionales. “Han sido ellos los que ha ejercido de portavoces de Trump”, denunciaba la intérprete.

Por su parte, Bradley Tusk, fundador y CEO de Tusk Holdings, señaló que en el “pasmoso” resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos habían influido otros factores más allá de los social media y los medios de comunicación. Hillary Clinton fue siempre el rostro del “establishment” de Washington y su fidelidad a ese “establishment” en horas bajas le ha costado las elecciones a la candidata demócrata, señalaba Tusk.

No obstante, y pese a los “techies” que se empeñaron el miércoles en Lisboa en exculpar a los redes sociales de su implicación en la victoria de Donald Trump, hubo más voces que se lanzaron a degüello contra ellas.

“Sin los social media Trump no habría sido ni siquiera candidato del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos”, apuntaba Ann Mettler, directora del Centro Europeo de Estrategia Política adscrito a la Comisión Europea. El propio Trump habló en su día de la importancia de los redes sociales en su agresiva campaña electoral. El magnate afirmó hace aproximadamente un año que Facebook y Twitter, donde Trump ha campado siempre a sus anchas, eran como The New York Times pero sin pérdidas.

No obstante, en el ascenso a los altares de Trump no han tenido que ver única y exclusivamente las redes sociales. También los medios de comunicación le han bailado el agua, con su exhaustiva cobertura de las “barbaridades” salidas de los labios de Trump, al próximo presidente de Estados Unidos, decía Mettler.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir