Social Media Marketing

Anuncios en Facebook: ni tan buenos, ni tan malos

Anuncios en Facebook: ni tan buenos, ni tan malosLa publicidad en Facebook no es ningún remedio milagroso. La consejera Jennifer Ehrhardt, en una colaboración con Lead Digital, aclara cómo los anuncios de Facebook se integran convenientemente en el mix de comunicación y por qué funcionan de forma diferente a los Google AdWords.

Durante las últimas semanas se discutió mucho sobre la decisión de General Motors de prescindir en el futuro de la publicidad en Facebook debido a los fracasos en aumento con ello. La discusión se dirigió, al final, a una pregunta central: ¿cuán efectivos son los anuncios de Facebook? La duda ante ellos surge, sobre todo, por comparación con Google AdWords. En estas comparaciones, sin embargo, a menudo no se tienen en cuenta las diferencias entre Google AdWords y Facebook Ads. En Google ya hay asegurado un interés por parte del usuario, mediante una búsqueda concreta, por un producto, un tema o una empresa; por otro lado, Facebook alcanza a los usuarios, que no están buscando nada de manera activa, mediante targeting con ayuda de factores sociodemográficos. Debido a la diferente organización de Google AdWords y Facebook Ads no es válido utilizar una cosa u otra, sino que más bien podría Facebook Ads ser contemplado como suplemento en la mezcla de comunicación y marketing.

¿Qué parece este suplemento, por ejemplo, para la comunicación de las empresas? Es importante tener previsto un claro establecimiento de objetivos, que puede organizarse de manera muy diversa: se nutre desde la competición de páginas externas hasta generar fans, para aumentar así la notoriedad de la página de Facebook y, con ello, la de la empresa. Una empresa debería analizar detenidamente su cadena de valor y preguntarse, por ejemplo: ¿dónde y cómo podrían tener los fans influencia en la mejora de la imagen o en un liderazgo?

Un papel decisivo podrían desempeñar los Facebook Ads en especial en generar fans, en tanto en cuanto se tenga cuidado con una publicidad atractiva y contenidos pertinentes. Para conseguir fans, sin embargo, no es decisivo el acondicionamiento de los anuncios, sino también la página de Facebook en sí debe despertar el interés de los usuarios. Ambas cosas van de la mano.

Otro posible objetivo de los anuncios de Facebook puede ser despertar interés por un tema determinado o una campaña, es decir, activar una configuración de agenda con un objetivo o mantener continuamente vivo el diálogo con el grupo objetivo, por ejemplo mediante anuncios dirigidos a fans ya existentes. Aquí también se debe partir de la premisa de los contenidos pertinentes (“content is king”). La difusión de contenido fuerte y storytelling se puede apoyar mediante anuncios adicionales.

Para elegir el contenido, se debe tener claro a qué grupos objetivos se quiere hablar mediante Facebook. ¿Qué conclusión se puede extraer de todo esto? Generando atención que se refleje en el número de fans, de likes y de shares de las publicaciones, los anuncios de Facebook son interesantes, sobre todo, para la construcción de la marca y la notoriedad de la empresa. Pero no es un remedio milagroso que funcione por sí solo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir