líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así funciona el algoritmo

Social Media MarketingEl algoritmo de TikTok no quita ojo a los usuarios de la red social

Los oscuros tejemanejes del secretísimo algoritmo de TikTok

Así funciona el algoritmo "sabelotodo" de TikTok (ese que no te quita ojo)

Prácticamente todos los usuarios de TikTok quedan atrapados en las redes de nichos (donde campa a sus anchas contenido que es a menudo de naturaleza dudosa).

¿Por qué TikTok nos muestra siempre con pasmosa exactitud el contenido que deseamos contemplar en su plataforma? ¿Cómo nos conoce tan bien la famosa red social? Un grupo de periodistas de Wall Street Journal ha querido dar cumplida respuesta a estas y otras preguntas y con la ayuda de más 100 perfiles a modo de «bots» han extraído valiosos «insights» que confirman lo que acaso ya intuíamos: que TikTok rastrea efectivamente todas y cada una de nuestras actividades al milímetro.

El equipo de Wall Street Journal asignó una edad y una dirección IP a cada uno de los «bots» involucrados en el experimento. La dirección IP resulta relevante para el algoritmo de TikTok a fin de sugerir al usuario contenido en base a su localización en el mapa. Cada «bot» fue pertrechado además de una selección de intereses no visibles para TikTok. Los periodistas quisieron determinar de este modo cómo de rápido y de qué forma la red social descubría los particulares intereses de los «bots» y les mostraba contenido pertinente en la pestaña “Para ti”.

De acuerdo con la investigación emprendida por el diario neoyorkino, TikTok rastrea el tiempo invertido por sus usuarios en el visionado de vídeos de manera extraordinariamente precisa. Cuando los «bots» que tomaron parte en el experimento visionaron varias veces determinados vídeos, se les mostraron a continuación clips con hashtags, nombres de usuario, sonidos y descripciones similares.

Al algoritmo de TikTok no se le escapa nada e identifica a la velocidad de la luz los intereses del usuario

Guillaume Chastlot, experto tecnológico y exempleado de Microsoft, asegura que entre el 90% y el 95% de las visualizaciones en TikTok echa raíces en un motor de recomendación. Se trata de una proporción que está, por ejemplo, considerablemente por encima de las cifras de YouTube, donde se manejan porcentajes de alrededor de un 70%.

El viaje de los «bots» en el universo de TikTok se inicia con los vídeos «mainstream». De esta forma, la app determina cuáles son los gustos de sus usuarios de nueva hornada. A continuación los «likes» y las visualizaciones de los vídeos que se muestran en la sección «Para ti» descienden sensiblemente en cuanto a número. Es una manera de animar a los usuarios a abrirse paso en nichos potencialmente interesantes para ellos (y de los que les será imposible escapar si tienen a bien ponerles ojitos).

Hay, sin embargo, un problema y es que los vídeos de nicho están más predispuestos a escapar a la mirada de los moderadores por violar potencialmente los términos de uso de TikTok.

En la mayor parte de los casos al algoritmo de TikTok le lleva menos de dos horas identificar los intereses (a bote pronto desconocidos) de los «bots«. En alguno de los «bots» utilizados por Wall Street Journal la identificación de intereses se demoró menos de 40 minutos.

Según Chaslot, el algoritmo de TikTok es asombrosamente hábil detectando los puntos débiles de los usuarios, los mismos que incrementan exponencialmente el tiempo que tienen a bien dedicar a esta red social.

El contenido de nicho que llega a ojos de los usuarios de TikTok es a veces potencialmente peligroso

En este sentido, el algoritmo de la red social no solo agasaja al usuario con contenidos «feel good» que consiguen arrebatarle una sonrisa sino también con vídeos que pueden llegar a resultar molestos para el espectador (pero de los que no puede apartar, no obstante, la mirada).

Uno de los «bots» empleados por Wall Street Journal tenía, por ejemplo, interés en temas directamente emparentados con la tristeza. Y tras solo 36 minutos interactuando con la app, el «bot» fue confrontado con contenido que en un 93% estaba ligado de manera directa con la depresión, la pérdida de seres queridos y el dolor emocional. En declaraciones al rotativo económico una portavoz de TikTok asegura que el 7% del contenido restante trata de ayudar al usuario (siempre que así lo desee) a zafarse de determinados nichos. En el experimento, sin embargo, la mayor parte de vídeos mostrados al «bot» no vinculados temáticamente a la tristeza era de naturaleza publicitaria.

Lo que parece claro es que el algoritmo de TikTok se rige (absolutamente a rajatabla) por las leyes de la denominada economía de la atención. Y éste es perfectamente consciente de que el engagement se dispara cuando los vídeos que muestra están alineados con los intereses del usuario (también cuando traspasan determinados límites). Precisamente por esta razón los contenidos de naturaleza extrema, como los emparentados con la depresión, se despliegan con mucha frecuencia para lograr que los ojos del usuario se queden pegados como lapas a TikTok.

Y también cuando los usuarios hacen gala de intereses enfocados a las masas son atrapados en nichos. Uno de los «bots» usados por Wall Street Journal tenía interés en la política y fue confrontado con vídeos de teorías de la conspiración sobre las elecciones presidenciales en Estados Unidos y contenidos de QAnon.

La que es la mayor fortaleza del algoritmo de TikTok es, por ende, también su principal flaqueza. Y es que prácticamente todos los usuarios de la app caen atrapados en las fauces de nichos (donde campa a sus anchas contenido que es a menudo de naturaleza dudosa y hasta peligrosa).

Temas

TikTok

 

La cirugía plástica, algo más que un capricho estéticoAnteriorSigueinteLa CNMC da un tirón de orejas al Gobierno en relación con el posible regreso de la publicidad a RTVE

Noticias recomendadas