Social Media Marketing

Así son las batallas que deberán librar Twitter y Facebook en 2017

fb-twEl 2016 ha dado mucho de sí en todos los sentidos. Ha habido avances notables pero tampoco ha estado exento de polémicas y turbulencias.

Las redes sociales son hoy más grandes que nunca con millones de usuarios que dan buena cuenta de su popularidad.

Sin embargo, si las analizamos desde otras perspectivas, el balance no es tan positivo.

Facebook ha tenido que lidiar con la polémica de las noticias falsas y sus datos de tráfico inflados o erróneos mientras Twitter sigue sin encontrar una solución eficaz a los mensajes de odio de la red social.

Así, Facebook es la red social más grande del mundo con más de 1.800 millones de usuarios en todo el mundo y dadas las cifras su poder de influencia es enorme. Pero el poder debe venir acompañado por la responsabilidad y en este sentido, a Facebook todavía le queda mucho trabajo por hacer.

Su mayor problema en este año ha sido la proliferación de noticias falsas en el newsfeed de los usuarios, un flujo de información falsa que se incrementó con la celebración de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Tal fue la magnitud del asunto, que durante este período electoral, las noticias falsas llegaron a ser más compartidas que las reales. Y, que los usuarios tomen esta información como su fuente de noticias diaria es, desde luego, un tema preocupante.

Aunque en un primer momento Facebook, de boca de su fundador y CEO, Mark Zuckerberg, aseguró que la plataforma no es un medio de comunicación, lo cierto es que pasado un tiempo comenzó a colaborar con terceros para llevar a cabo tareas de verificación de los contenidos con el objetivo de alertar a los usuarios.

Por su parte Twitter es la plataforma de las noticias instantáneas por excelencia. Se ha convertido en la mejor fuente para estar informado de manera constante y rápida pero, también es un enjambre de amenazas, odio e insultos.

De momento, la compañía ya ha anunciado algunas herramientas con las que combatir este tipo de comentarios haciendo posible la denuncia de otros usuarios o identificando palabras clave de manera automática. Sin embargo, puede que esto no sea suficiente.

La anonimidad en Twitter es fácil de conseguir y mantener por lo que estas prácticas podrán seguir cometiéndose con total impunidad para quien se esconde detrás de un logo y un nombre falso.

Lo cierto es que se trata de un problema que cada vez enfada más a los usuarios y que, de no solucionar, podría poner en peligro la supervivivencia de Twitter.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir