líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

TikTok censura los contenidos que no son del gusto de China

Así pasa TikTok por la guillotina de la censura los vídeos que no complacen a Pekín

TikTok tiene un equipo de moderadores a los que instruye para cerrar el paso a todos aquellos contenidos potencialmente incómodos para el Gobierno de China, según The Guardian.

tiktokTikTok, la celebérrima red social de origen chino, instruye convenientemente a sus moderadores para censurar aquellos vídeos que, potencialmente molestos para el Gobierno de China, mencionan la plaza de Tiananmen, la independencia del Tíbet o el grupo religioso Falun Gong. Así se desprende al menos de algunos documentos filtrados sobre las normas de moderación por la que se rige TikTok.

Los documentos, sacados a la luz por The Guardian, revelan cómo ByteDance, la empresa tecnológica afincada en Pekín que es propietaria de ByteDance, se esfuerza (enarbolando la bandera de la censura) por alejar de su plataforma todos aquellos contenidos que puedan eventualmente poner en aprietos a Pekín.

Las revelaciones emergen en un momento en que la sospecha sobre la censura aplicada supuestamente por TikTok sobre las protestas de Hong Kong está en boca de todos.

En sus directrices TikTok cataloga el material prohibido en dos categorías: «violaciones» (los contenidos así etiquetados se esfuman por completo de la plataforma) y «visibles para uno mismo» (aquellas contenidos que, considerados infracciones menores, permanecen en la red social, pero ven limitada allí su distribución).

De esta forma, los usuarios de TikTok no están nunca al 100% seguros de si los contenidos que vuelcan en esta plataforma violan o no las directrices.

Las normas evitan deliberadamente ser específicas y se parapetan tras un propósito general más o menos vago. La prohibición de vituperar al Ejecutivo chino se inscribe, por ejemplo, en la prohibición genérica de «criticar/atacar las políticas, las normas sociales de cualquier país, como la monarquía constitucional, la monarquía, el sistema parlamentario, la separación de poderes, el sistema socialista, etc.».

En sus directrices TikTok hace asimismo referencia la prohibición de la «demonización o distorsión de la historia local o de otros países, como los disturbios de mayo de 1998 en Indonesia, el genocidio camboyanos o los incidentes en la plaza de Tiananmen».

«Violaciones» y «visibles para uno mismo»: los dos tipos de infracciones en TikTok

Otra norma de naturaleza genérica corta también las alas a «temas muy controvertidos, como el separatismo, los conflictos entre sectas religiosas, los conflictos entre grupos étnicos, por ejemplo, la exageración de los conflictos entre sectas islámicas, la incitación a la independencia de Irlanda del Norte, la República de Chechenia, el Tíbet y Taiwán y la exageración del conflicto étnico entre blancos y negros».

Estos temas serían catalogados como «visibles para uno mismo» por los censores de TikTok. Medidas más severas serían emprendidas, sin embargo, si el usuario osa hablar de Falun Gong (en este caso el contenido sería etiquetado como «violación», puesto este grupo religioso promueve el suicidio, según las directrices de TikTok).

Sería asimismo una «violación» hablar en TikTok de la secta Aum Shinrikyo, que en 1995 mató a 13 personas en el metro de Tokio valiéndose de gas sarín.

Sorprenden, por otra parte, las extrañas reglas que utiliza TikTok para catalogar adecuadamente lo que es o no pornografía infantil en su plataforma De acuerdo con la red social, hay cuatro tipos de usuarios menores de edad: bebés menores de un año, niños de uno a ocho años, adolescentes y menores (cualquier persona menor de 18 años). Aun así, cuando no está claro si un usuario es menor de 18 años, TikTok insta a sus moderadores a catalogarlo como adulto.

En sus directrices TikTok pone asimismo coto a los contenidos relacionados con 20 líderes extranjeros o figuras delicadas como Kim Jung-il, Kim Il-sung, Mahatma Gandhi, Vladimir Putin, Donald Trump, Barack Obama, Kim Jung-un, Shinzo Abe, Park Geun-Hee, Joko Widodo y Narendra Modi. De esta lista no forma parte, en cambio, el primer ministro chino Xi Jinping.

De acuerdo con ByteDance, los documentos de los que se hace eco The Guardian están desactualizados y habrían sido remozados en mayo de este año, antes de que tuvieran lugar las protestas de Hong Kong.

«Las viejas directrices en cuestión están anticuadas y ya no se utilizan. Hoy en día tenemos enfoques locales, incluyendo moderadores locales, contenido local y políticas de moderación, refinamiento local de las políticas globales, y más», asegura la compañía propietaria de TikTok.

 

Aegon presenta #Cariñoterapia, su nueva campaña de salud centrada en el cuidado al clienteAnteriorSigueinteLa inversión publicitaria en 2019: las previsiones de crecimiento vuelven a caer

Noticias recomendadas