líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué BeReal es el nuevo

Social Media MarketingBeReal es la red social que todos quieren copiar

BeReal, la red social en cuyo espejo todos quieren mirarse

Por qué BeReal es el nuevo "culo veo, culo quiero" de las redes sociales

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Desde hace algunos meses BeReal está en boca de todos, tanto que Instagram y otras redes sociales están copiando ya algunas de sus características.

«Your Friends for Real» es el lema de BeReal, la red social más en boga del momento en el universo 2.0. Esta plataforma, cuya columna vertebral es la autenticidad, ha conectado particularmente bien con los centennials, que beben los vientos por una red social que abjura deliberadamente del «postureo» y ha convertido esta característica en su principal seña de identidad.

De acuerdo con las cifras barajadas por el servicio de análisis Apptopia, la aplicación de BeReal ha sido descargada 43,3 millones de veces a lo largo y ancho del globo desde que viera la luz por primera vez en 2019. Y 41 millones de esos 43,3 millones de descargas han tenido lugar a lo largo de este año.

Dos años después de que BeReal saliera del cascarón a finales de 2019, la red social de moda tendría ya un valor estimado de 600 millones de dólares (y eso que sus fundadores no han presentado aún ningún modelo de negocio que garantice la financiación de la app en los años venideros).

Alexis Barreyat, el fundador de la red social francesa, llegó a asegurar en su día, cuando su criatura acababa de ser presentada en sociedad, que esta prescindiría por completo de los «likes», los «followers» y los anuncios.

¿Cómo funciona entonces una red social que reniega deliberadamente tanto de la publicidad como de la sacrosanta viralidad?

La espontaneidad y la autenticidad son la columna vertebral de BeReal

El principio por el que se rige BeReal es en realidad muy sencillo. En algún momento a lo largo del día los usuarios de la aplicación reciben una notificación «push» para que publiquen contenido en esta plataforma. Esa notificación «push» tiene, no obstante, truco y una vez el usuario la recibe, dispone tan solo de dos minutos para subir una fotografía (necesariamente sin editar) a BeReal. Esa foto es capturada por la cámara dual integrada en la propia app y el usuario no tiene opción de subir imágenes desde la galería. Además, para poder contemplar las fotografías de sus amigos en BeReal, el usuario debe necesariamente publicar una imagen propia.

Las imágenes que desfilan por el «feed» de BeReal son instantáneas (huérfanas por completo de aditivos) que retratan la cotidianeidad de quienes se desenvuelven en esta red social. Abundan, por ejemplo, las fotos de jornadas de trabajo frente al ordenador, de viajes en tren o de sesiones de «sofá, manta y peli».

La disposición de las fotografías en BeReal no está a merced de ningún algoritmo, no hay filtros que embellezcan artificialmente las imágenes y tampoco hay anuncios se abren paso (a empellones) en el «feed».

BeReal, a quienes algunos endilgan el sobrenombre de «anti-Instagram», rezuma por todos los poros autenticidad, esa que la Generación Z echa precisamente de menos en Instagram. Además, BeReal se precia de mostrar a sus usuarios lo que realmente desean ver: fotos de sus amigos. Todo lo contrario a Instagram, que en los últimos tiempos se ha visto en el ojo del huracán por repudiar las fotos para jugárselo todo a la carta de Reels.

En vista de que últimamente BeReals está en boca de todos (y que Instagram tiene un largo e infame historial clonando funcionalidades de otras redes sociales), no resulta sorprendente en modo alguno que la filial de Meta haya posado la mirada en esta red social.

A finales de julio Meta anunció el lanzamiento de la característica cámara dual de BeReal en Instagram. Y según el desarrollador Alessandro Pulizzi, Instagram podría guardarse bajo la manga otra funcionalidad inspirada directamente de BeReal, IG Candid Challenges, que permite a los usuarios publicar selfis de naturaleza espontánea.

Además, la nueva función «IG Candid Challenges» de Instagram confrontaría asimismo al usuario con una notificación «push» una vez al día para compartir una foto espontánea en un plazo de apenas dos minutos (el mismo límite de tiempo que BeReal).

Instagram ha confirmado ya la funcionalidad filtrada por Paluzzi, pero se refiere como a ella como un mero «prototipo interno» y no está claro cuándo esta verá exactamente la luz exactamente.

Sobre un eventual desembarco de las marcas en BeReal solo cabe por ahora la especulación pura y dura, ya que los términos de uso de la red social prohíben de manera expresa el uso comercial de la aplicación. Así y todo, BeReal podría metamorfosearse de una interesante oportunidad para las marcas ávidas de experimentar en una plataforma en la que abunda la autenticidad que tanto embelesa a la Generación Z.

 

10 tendencias del podcast para 2023AnteriorSigueinte7 razones por las que las marcas pierden dinero a chorros con el influencer marketing

Contenido patrocinado