Social Media Marketing

Cada vez que Trump abre su "piquito de oro" en Twitter, esta avispada agencia se hace de oro

De sobra es conocido que Donald Trump, el nuevo presidente de los Estados Unidos de América, no tiene filtro en Twitter, donde le da a la sin hueso de lo lindo y se las ingenia para dejar "tiritando" las acciones de las empresas a las que osa dirigir sus dardos en la red social del pajarito.

Consciente de los “terremotos” que Trump y su lengua viperina ocasionan en Twitter, la agencia estadounidense especializada en marketing y en innovación T3 ha desarrollado un programa bautizado con el nombre de “Trump & Dump” que analiza en tiempo real los tuits del magnate sobre empresas cotizadas en bolsa y, en función de su contenido, determina si es mejor vender o comprar títulos de las compañías afectadas.

“Trump & Dump” pretende ayudar a los inversores a saber qué acciones emprender cada vez que el magnate tiene a bien poner en la picota a alguna empresa por trasladar su producción a México.

El programa de T3 es capaz de analizar en cuestión de segundos los tuits de Trumps relacionados con compañías que cotizan en los mercados bursátiles y de determinar si tales tuits son o no potencialmente negativos.

A continuación, los bots que están detrás de “Trump & Dump” realizan a través de plataformas electrónicas de “trading” una suerte de apuesta (que los títulos de las empresas mencionadas por Trump van a bajar).

Esta práctica financiera, el denominado “short selling”, funciona de la siguiente forma: los “short sellers” toman prestadas de otros “players” acciones para volver a venderlas inmediatamente después. Y si los títulos terminan desplomándose, según lo previsto, en los mercados bursátiles, los “short sellers” pueden volver a comprarlos más tarde a un precio más bajo y restituírselos a sus propietarios iniciales (metiéndose de paso un buen puñado de dólares en el bolsillo).

El “short selling” es una práctica altamente especulativa que sólo genera beneficios a quien echa mano de ella cuando existe una caída muy abrupta en el valor de las acciones en el periodo comprendido entre la venta y su posterior reventa. Si, por el contrario, los títulos suben, el “short sellers” finalizan la transacción con pérdidas.

Aunque los métodos utilizados por el programa “Trump & Dump” no son nuevos ni mucho menos, T3 califica su “criatura” de muy efectiva. Hasta el momento “Trump & Dump” ha generado en dos ocasiones “grandes ganancias” y únicamente en un ocasión “pequeñas pérdidas”.

Los beneficios obtenidos por T3 con la ayuda de “Trump & Dump” son donados por la agencia a la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA). “Cada vez que Trump tuitea, salvamos a un cachorro”, afirma la compañía en su vídeo de presentación de “Trump & Dump”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir