líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Musk recupera el

Social Media MarketingEl "check" azul de pago regresará al Twitter el próximo 29 de noviembre

El "check" azul de pago retornará a Twitter el 29 de noviembre

Musk recupera el "check" azul de pago, que regresará cual hijo pródigo a Twitter el 29 de noviembre

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Elon Musk ha pisado el freno y ha retrasado al 29 de noviembre el relanzamiento el "check" azul de pago tras la ola de impostores de la semana pasada.

Después de que la semana pasada una plaga de impostores infestara Twitter tras la implementación del «check» azul de pago y Elon Musk se viera obligado poco después a suspender esta función, el empresario sudafricano prepara ya la «reentrée» de la insignia azul por 8 dólares al mes para el próximo 29 de noviembre.

La precipitación (huérfana de todo sentido de la reflexión) con la que Elon Musk está implementando medidas (muchas de ellas controvertidas) en Twitter ha hecho que la red social se haya visto atrapada en una auténtica espiral de problemas durante las últimas semanas.

Fruto precisamente de las prisas aterrizó la semana pasada en Twitter (para estrellarse poco después) el «check» azul de pago. El desembarco a todas luces atropellado de esta función en la red social se tradujo en una avalancha de impostores que usurparon su identidad a celebridades y a empresas como la compañía farmacéutica Eli Lilly, cuyas acciones sufrieron un fuerte prolapso en los parqués bursátiles por culpa de los mensajes diseminados por una cuenta falsa.

El nuevo dueño de Twitter quiere «asegurar la solidez» del «check» azul de pago

Elon Musk se aferró desde un principio a la verificación de pago para buscar de manera urgente una fuente alternativa de ingresos para la red social, pero lo cierto es que las arcas de Twitter están cada vez más magras por los traspiés del hombre más rico del mundo, que está provocando la huida en estampida de los anunciantes.

Consciente quizás de que las prisas no son definitivamente buenas consejeras, Elon Musk ha pisado el freno y ha retrasado al 29 de noviembre el relanzamiento el «check» azul de pago, que forma parte del servicio de suscripción Twitter Blue. El sudafricano quiere así «asegurar la solidez» de este sistema, que despojará «en unos meses» del «check» azul a quienes se nieguen a pasar por caja.

La nueva verificación azul que Twitter tiene en el horno dejará de certificar la identidad de una persona para cortar así las alas a las suplantaciones. «Con la nueva versión, el cambio de nombre verificado provocará la pérdida de la marca de verificación hasta que Twitter confirme que el nombre cumple con los Términos del Servicio», ha anunciado Musk.

El «check» azul desembarcó por primera vez en Twitter el 5 de noviembre, fue suspendido poco después para impedir las suplantaciones de identidad al calor de las elecciones legislativas en Estados Unidos del 8 de noviembre, regresó a la red social el día 9 de noviembre y apenas dos días después fue cancelado.

Mientras tanto, y para terminar de rizar el rizo, Twitter ha lanzado en los últimos días una segunda etiqueta de verificación de color gris que da cuenta del carácter «oficial» de la cuenta que porta la insignia. En un principio se iban a beneficiar del «check» gris «las cuentas gubernamentales, las empresas, los socios comerciales, los principales medios de comunicación, los editores y algunas figuras públicas». Sin embargo, menos de 24 horas después de su lanzamiento Elon Musk tomaba la determinación de excluir las celebridades y los medios de comunicación de esta insignia. La entrada en escena del «check» gris resta de alguna manera valor a la insignia azul, por la que los usuarios deben paradójicamente pagar 8 dólares al mes. En cambio, la marca gris no está sujeta al abono de ninguna cantidad mensual.

Elon Musk tapa la boca a los empleados críticos poniéndolos de patitas en la calle

En las últimas horas Elon Musk ha sido noticia (otra vez) en Twitter por su escasa o nula tolerancia a las críticas (y eso que define a sí mismo como un absolutista de la libertad de expresión). Al CEO de Tesla no le ha temblado el pulso a la hora de poner de patitas en la calle a los empleados que han osado criticarle a él o a sus medidas en Twitter. Y recientemente despidió, de hecho, a un empleado que censuró su gestión al frente de la red social y que se enteró de la rescisión de su contrato a través de un tuit de Musk (posteriormente borrado).

Pero la cosa no termina aquí ni mucho menos. A una noticia que se hacía eco de los despidos de empleados críticos que había acometido Elon Musk desde que se pusiera a los mandos de Twitter, el sudafricano respondió con este sarcástico mensaje: «Me gustaría disculparme por haber despedido a estos genios. Su inmenso talento será sin duda de gran utilidad en otros lugares».

Tras su cacareada adquisición de Twitter Elon Musk despidió al 50% de la plantilla, el equivalente a 3.700 empleados, y habría despojado asimismo de su relación contractual con la red social a entre 4.000 y 5.000 trabajadores subcontratados de esta plataforma.

 

¿Peligra el Black Friday con la huelga de los transportistas?AnteriorSigueintePodium Podcast coproduce la segunda temporada del podcast de Cuidkers con Toñi Moreno

Contenido patrocinado