Social Media Marketing

Cinco cosas que salieron mal en el debut bursátil de Facebook

La de Facebook iba a ser, supuestamente, una de las mayores salidas a bolsa de la historia. La famosa red social tenía completamente "enamorados" a los inversores desde hace más de un año. Sin embargo, una semana después de su esperado debut en el índice Nasdaq, el amor de los inversores se ha convertido en odio. Pese a que en los últimos dos días el valor de las acciones de la empresa de Mark Zuckerberg se han estabilizado y rondan los 33 dólares, esta cifra sigue estando aún muy lejos de su precio de salida, fijado en los 38 dólares. ¿Qué fue mal en el estreno bursátil de Facebook? The Guardian enumera a continuación las posibles causas del descalabro de la red social en la bolsa:

1. Precio demasiado alto
Completamente borracha de poder, Facebook estaba convencida poco antes de su salida de tener un valor de mercado de más de 100.000 millones de dólares. Lo pensaba la red social, lo pensaban los bancos, pero no así los inversores, como posteriormente se ha podido comprobar. Antes de su desastroso debut en el Nasdaq, muchas voces críticas había alertado de que Facebook estaba sobrevalorada. ¿Cómo puede, si no, el valor de una empresa multiplicar por 1.000 su volumen de beneficios? Facebook hizo, sin embargo, caso omiso, a estas advertencias y elevó la horquilla de sus acciones, inicialmente fijada entre los 28 y los 35 dólares, a un rango de entre 35 y 38 dólares, para decantarse finalmente por el valor más alto de esta horquilla.

2. Demasiadas acciones
En el estrepitoso fracaso de Facebook en la bolsa ha tenido mucho que ver, según los expertos, el elevado número de acciones que la red social colocó en el Nasdaq. Poco antes de su estreno en la bolsa, la empresa de la red social elevó en un 25% su número de acciones hasta los 421 millones de títulos.

3. Demasiados vendedores
El pasado viernes, la mayor parte de los inversores que apostaron por Facebook esperaban recibir menos de lo que pedían. Sin embargo, pronto se dieron cuenta que tenían más acciones de las que habían pensado recibir en un principio y se vieron obligados a vender. Viendo que durante sus primeras horas en el Nasdaq, el valor de las acciones de Facebook se había colocado por encima de los 40 dólares, muchos inversores aprovecharon la oportunidad para vender, provocando así el desplome de los títulos que sólo una compra masiva por parte de los bancos consiguió paralizar.

4. Demasiados millonarios
El 57% de las acciones que Facebook ha sacado a bolsa pertenece a personas que trabajan en la red social. En otras salidas a bolsa, el porcentaje medio de acciones en manos de personas vinculadas directamente a la compañía está por debajo del 10%. En lo abultado de este porcentaje influyó, y mucho, que algunas personas del círculo de Facebook decidieran aumentar la venta de acciones en los días previos al estreno bursátil de la compañía. Uno de ellos fue, por ejemplo, Pether Thiel, miembro del consejo de administración de Facebook, que inicialmente iba a vender sólo 7,7 millones de acciones y finalmente puso a la venta 16,8 millones.

5. Demasiado tarde
Facebook ha demorado tanto su salida a bolsa que ésta se ha producido finalmente en uno de los momentos menos propicios para la red social. Poco antes de su aterrizaje en la bolsa, Facebook reconoció estar teniendo problemas en la generación de ingresos a través de los dispositivos móviles, cuyo número de usuarios es, sin embargo, cada vez más numeroso.

A todas estas causas hay que sumar los problemas técnicos sufridos por el índice Nasdaq en la puesta de largo bursátil de Facebook durante el pasado viernes. Sin embargo, a diferencia de los anteriores, éste fue un problema completamente ajeno a la empresa de Mark Zuckerberg.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir