líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media Marketing

Ventajas y desventajas de usar Facebook como herramienta corporativa

Cinco ventajas y cinco desventajas de Facebook como herramienta corporativa

La plataforma de Mark Zuckerberg es una buena oportunidad para su negocio digital, pero no hay que olvidar la lista de ventajas e inconvenientes que tiene esta red social.

Cuando hablamos de marketing en redes sociales, resulta imposible pasar por alto Facebook. Ninguna marca quiere permanecer al margen del fenómeno provocado por la compañía de Mark Zuckerberg. Sin embargo, Facebook no lleva aparejadas sólo ventajas, sino también algunos inconvenientes. Entre los puntos a favor de Facebook para empresas, hemos recopilado las principales ventajas y desventajas de usar esta herramienta de forma corporativa.

ventajas y desventajas facebook corporativo

Ventajas de usar Facebook Business

1. Facilidad de conexión

La principal ventaja que su negocio puede encontrar en esta red social es su gratuidad. La plataforma de Mark Zuckerberg no tiene configurado ningún tipo de pago, por lo que su negocio no encontrará gastos excesivos en ella. Además, la posibilidad de conectarse desde varios dispositivos es también una gran oportunidad si tenemos en cuenta que vivimos en un mundo multichannel.

Ante este panorama, es importante saber que los creadores de contenido tienen infinitas posibilidades de hacer visible su información para hacerla llegar a una gran cantidad de personas. Lo único que hay que conocer es el algoritmo de Facebook para que dicho contenido llegue a la gente adecuada en el momento adecuado.

Esta ventaja se observa también en la multiculturalidad de la plataforma. Ser la red social con el mayor número de usuarios no solo queda bien en los titulares, sino que las empresas tienen la posibilidad de llegar a personas de múltiples países. De este modo, mantener el contacto con el cliente se convierte en una sencilla acción.

2. Publicidad sencilla

Como ya hemos mencionado, Facebook no es más que una red social con muchas posibilidades empresariales. Su gran alcance multicultural beneficia a la propagación de productos, no solo en la propia plataforma, sino en la calle. Los usuarios ven la información, observan y comparan, para luego comentarlo en conversaciones esporádicas que pueden salir en sus grupos de amigos.

La plataforma ofrece la oportunidad de dar a conocer un producto o servicio gracias a la gran visibilidad que aporta a sus usuarios. Así es más fácil llegar al consumidor adecuado en el momento justo. Por otro lado, la facilidad de Facebook para crear campañas publicitarias es una de estas ventajas que ha ido mejorando con el tiempo y ahora cuenta con su propio sistema de publicación de anuncios. Así, la plataforma garantiza tanto a los anunciantes como a sus usuarios una buena experiencia de navegación, a la vez de costes bajos para mayor inversión.

3. Contenido relevante

Otra ventaja de Facebook es la de compartir contenido personalizado y entretenido. No debemos olvidar que es una red social y por ende, nuestro contenido tiene que ser de calidad. Los consumidores se comunican con la marca en esta plataforma de manera directa, sencilla y fácil, así que las empresas tienen que garantizar que estas características se cumplan.

Las comunidades se irán creando con el tiempo siempre y cuando la información que compartamos sea relevante y de utilidad para nuestro cliente. Así, la posibilidad de captación es proporcional a la calidad de contenido.

4. Herramienta eficaz para el branding y posicionamiento de marca

Al ser la red social con más usuarios, este hecho brinda una increíble oportunidad a los emprendedores, especialmente a aquellos que están iniciando sus proyectos. La plataforma otorga la posibilidad de dar a conocer un producto o servicio gracias a la gran visibilidad que aporta a sus usuarios, además de poder llegar a los consumidores ideales de forma rápida y oportuna.

Una de las características que permite a la plataforma ser tan eficaz es la posesión de los datos. Gracias a este mecanismo, los usuarios se pueden detallar de forma más clara para describir al público que llegue a la página del emprendedor. De esta forma, conocerás mejor a tu potencial cliente y escalarás tu idea de negocio en poco tiempo.

5. Feedback en tiempo real

La comunicación es una parte fundamental en cualquier marca y Facebook permite que sea directa y personal. Y esto gracias a los comentarios que dejan los clientes en los muros, en los que comparten sus opiniones sobre tu empresa y a los que puedes contestar con un tono cordial y amistoso, con cercanía para mejorar la imagen de marca.

La recomendación es que estos comentarios se respondan en menos de 24 horas. Es el tiempo necesario para que el cliente se sienta parte de la marca. Un detalle que no lleva tiempo, pero que puede hacer que nuestro cliente se vaya con una buena impresión para futuras compras.

Desventajas de usar Facebook Business

1. Pérdida de privacidad

A día de hoy no es para nadie desconocido la polémica de Facebook con los datos que le ofrece el usuario gratuitamente. Datos que fueron supuestamente vendidos a compañías expertas con fines electorales. Quizá sea esta la desventaja más notable.

Aunque no solo por los datos que Facebook utiliza en su beneficio. Los usuarios exponen buena parte de su información personal en la plataforma, lo cual permite que esté al alcance de personas con malas intenciones. Al final, todo lo que publicamos es visible por gente conocida y no conocida, por lo que la responsabilidad individual queda sujeta a libre interpretación. Aun así, cabe destacar que algunos elementos de privacidad pueden ser configurados por el usuario.

2. Llamada a la estafa

Al enriquecerse de perfiles personales, la plataforma es un imán para estafadores que tan solo quieran sacar beneficio. Esto viene dado por la cantidad de información que se comparte, ya que incentiva al estafador para plagiar perfiles o robar identidades cuyo fin es fraudulento.

En este sentido, la veracidad del contenido queda en entredicho, por lo que la confianza del usuario suele ser prácticamente escasa. No hay garantía de que lo que se publica es cierto y eso significa que el usuario va con pies de plomo a la hora de navegar por la red social.

3. Consume mucho tiempo

Como cada acción que realizamos en el formato digital, esta requiere tiempo. Ya hemos mencionado que la plataforma permite acceso al perfil de nuestros contactos, actualizaciones de juegos y aplicaciones, entre otras posibilidades. Esto se traduce en multitud de acciones a realizar solo en una aplicación, por lo que acabamos dedicando más tiempo del que quisiéramos dentro de ella.

Esto perjudica también a las marcas. Por un lado, necesitan un esfuerzo mayor para hacerse notar ante su público objetivo. Por otro lado, si todo el mundo percibe como una pérdida de tiempo la plataforma y su target se va, al final las acciones que se realizan por parte de la empresa en Facebook no tendrán validez.

4. Poco alcance publicitario

A pesar de las facilidades que Facebook ofrece al emprendedor para dar a conocer su producto, hay que tener en cuenta que cada vez es más difícil que nuestro contenido llegue a su destino. La plataforma ha hecho varios cambios en los últimos años, según asegura por lo que sus usuarios piden. Pero la realidad es que sale perjudicada la página de empresa por no poder mostrar sus productos o servicios en el feed.

Esto se traduce en menos control en las campañas publicitarias. Existe menor alcance y por tanto, la medición se vuelve confusa y compleja. Por lo tanto, en ocasiones las campañas a las que hemos dedicado tiempo y esfuerzo pueden pasar completamente desapercibidas y la única opción viable es invertir más en ellas para que la aplicación nos haga este trabajo publicitario.

5. Libertad de comentarios

Las opiniones en Facebook son la orden del día. De hecho, cualquier red social está sujeta a este tipo de comentarios que vienen por parte de los usuarios. Es cierto que pueden ser positivos, pero la tendencia es solo comentar cuando hay algo que verdaderamente no convence al cliente.

Facebook es una red social donde las reseñas de sus usuarios quedan visibles, lo que significa que las críticas pueden ser vistas por cualquiera. De hecho, los usuarios pueden entrar y ver qué opinan los usuarios de su empresa a golpe de un simple clic. Es por ello, que las marcas deben tener mucho cuidado con su forma de vender y estar al tanto de que sus productos cumplan con las expectativas, para evitar comentarios negativos que dañen la imagen.

 

Una vez haya valorado los pros y los contras de poseer una página de Facebook, si el balance ha sido positivo, puede seguir ampliando su información a través de los pasos necesarios para crear la página de Facebook que su negocio necesita.

Gambito de dama hace jaque mate y se convierte en la miniserie más vista en NetflixAnteriorSigueinteEl gasto en productos de Gran Consumo volvió a superar los 100 euros semanales en octubre

Noticias recomendadas