Social Media Marketing

La clave de Facebook para dominar el mundo: acabar con el ad blocking

trono-hierroSin ser apenas conscientes de ello, estamos siendo testigos de una de las batallas del siglo. Hablamos de la cruenta pugna entre Facebook y Adblock Plus. El gigante social contra el mayor bloqueador de publicidad online.

Hace escasas semanas asistíamos al que muchos pronosticaban como el golpe maestro que abría las puertas al fin de la era del ad blocking. Facebook anunciaba que deshabilitaría todos los programas que bloquean la publicidad de aquellos usuarios que accedan a la plataforma a través del ordenador.

Una decisión que desde Adblock Plus calificaron como “desafortunada”, asegurando que iba en contra de la libre capacidad de elección de los usuarios. Su respuesta no se hizo esperar dando inicio a uno de los culebrones del verano.

El bloqueador de la publicidad online por excelencia (recordemos que cuenta con más de 100 millones de usuarios a nivel global), ha confirmado que está preparando una nueva actualización de su bloqueador para no dejar que Facebook se salga con la suya.

Da igual lo que haga o piense Adblock Plus. Facebook ha iniciado una cruzada personal para acabar con los ad blockers. Quiere asegurarse de que la publicidad que muestra a través de su plataforma es vista por sus más de 1.000 millones de usuarios activos mensuales. En definitiva, no está dispuesto a perder ni una mínima parte de su suculento negocio publicitario.

Pero no lo va a tener nada fácil. Adblock Plus no está solo y cada vez son más las compañías que comparten su pensamiento y desarrollan softwares para el bloqueo de la publicidad digital. Un claro ejemplo lo vemos en Shine Technologies que considera que el bloqueo de la publicidad “es un derecho del consumidor”.

Lo cierto es que este es solo uno de los frentes que Facebook tiene abiertos en su lucha global por erigirse como líder del mundo de los medios de comunicación y la publicidad. La defensa de una bandera que cada vez le está provocando cada vez más heridas, aunque cicatriza bastante bien.

¿Cuál es el camino a seguir?

La cruzada iniciada por Facebook requiere analizar el fenómeno del ad blocking desde todas las aristas que ofrece el prisma. Es por esto que el gigante social quiere entender el tipo de anuncios que los consumidores están dispuestos a ver para actuar en consecuencia.

En los últimos meses hemos visto cómo se han lanzado nuevas herramientas y actualizaciones relacionadas con las preferencias publicitarias. Siempre en beneficio tanto de los anunciantes como de los usuarios permitiendo a estos últimos controlar el tipo de anuncios que ven en su suministro de noticias.

Mientras se han ido produciendo estos pasos, Mark Zuckerberg ha lanzado un tajante mensaje a la industria y al mundo entero: el contenido digital no puede ser sostenible sin publicidad.

“Parte del mecanismo por el que los usuarios pueden acceder al contenido libre es a través de la publicidad. Razón por la que es importante comprender cómo hacer nueva publicidad para apoyar el contenido libre”, declaraba recientemente Brian Boland, vicepresidente de tecnología publicitaria de Facebook.

Facebook y su papel de “salvador”

Nadie puede negar las declaraciones de Facebook. El acceso a contenidos gratuitos en internet no sería posible sin un modelo de financiación basado en la publicidad. Tampoco podemos negar que la industria debe buscar alternativas a la publicidad actual.

El problema es que muchos están de acuerdo en el fondo pero no en las formas. Facebook tiene a erigirse como el salvador de todos los males que acontecen a nuestro alrededor. No podemos olvidar que su objetivo es crear un ecosistema que no necesitemos abandonar prácticamente para nada.

No queremos estar dirigidos por el gigante social también en esto. De continuar por este camino en un futuro muy lejano, Facebook podría presentarse como dueño y señor de todo, dominando desde la forma en la que nos comunicamos hasta el sistema por el que nos llegan las noticias pasando por los vídeos que vemos.

Para lograr esto Facebook necesita de la base de a que parten todas sus aspiraciones: la publicidad. El niño de sus ojos que ahora está viendo amenazado.

Los “enemigos” de Facebook

La firma ReviveAds ha calculado que durante el segundo trimestre del presente año podrían haberse bloqueado hasta 15 millones de anuncios, lo que se traduce en pérdidas para la red social por valor de 32,4 millones de dólares mensuales.

No podemos olvidar que la relación de Facebook con los editores no es todo lo buena que podría ser. Los medios de comunicación se han visto duramente golpeados por los ad blockers, especialmente en Europa. PageFair señala que solamente en Alemania el 25% de los lectores de medios de comunicación emplean bloqueadores.

A medida que el tamaño y alcance de Facebook han aumentado y, con medidas como la posibilidad de publicar artículos de forma instantánea en la plataforma, han hecho que las relaciones con los medios de comunicación es enfríen.

Una relación que puede considerarse como un arma de doble filo ya que, mientras sus propios esfuerzos chocan directamente con los objetivos de la red social, algunos se resistente sin ceder demasiado control.

¿Cuál es el futuro?

Una de los mecanismos que los editores están trabajando para escapar de la sombra de Facebook, pasa por la asociación con otros editores creando cooperativas y apostando por nuevas iniciativas.

“No se trata de separarse completamente de Facebook y Google”, explica en declaraciones concedidas a Adweek Alan Chapell, director de la consultora de marketing Chapell & Associates. “Más bien se trata de encontrar otras fuentes de tráfico e ingresos para reducir la dependencia de estas plataformas”.

Un ejemplo lo encontramos en gigantes de los medios como Axel Springer. La que es una de las editoriales más grandes de Europa está trabajando en un consorcio de agencias de noticias alemanas para combinar los datos de sus lectores a través de la plataforma Emetriq.

Otros editores han decidido tomar decisiones más tajantes alejándose de estas plataformas. Ahora la pregunta es, ¿corren riesgo los editores al irritar demasiado a uno de sus grandes aliados? El bloqueo de la publicidad online es solo el punto de partida de una nueva era.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir