líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cómo aprovecha McDonald’s las redes sociales para el lanzamiento de productos

El lanzamiento del nuevo Chicken McGrill de McDonald’s en Singapur ha logrado convertirse en un ejemplo perfecto de la efectividad de las campañas en las que redes sociales y medios tradicionales trabajan bajo un mismo objetivo.

En Singapur, no sólo las posibilidades de elección para los consumidores son cada vez mayores sino que, el estilo de vida cada vez más cosmopolita del país asiático hace que la comida esté en una constante evolución, y los clientes estén expuestos a una variedad increíble de culturas e ingredientes. Una situación que McDonald’s entendió como el momento perfecto para lanzar su última creación, respondiendo a la demanda de sus clientes de una mayor selección entre productos frescos y de calidad.

Para dar a conocer el Chicken McGrill, McDonald’s apostó por una gran campaña en la que los medios sociales y tradicionales unieran sus fuerzas. El objetivo, destacar el sabor y la calidad de la nueva hamburguesa y cómo la compañía estaba mejorando para sus clientes de Singapur. En la campaña se utilizaron redes sociales, como Twitter, para lanzar información sobre el lanzamiento, al mismo tiempo que la publicidad tradicional servía de apoyo a los social media.

Antes del lanzamiento de la nueva hamburguesa, el 1 de marzo, McDonald’s ya había logrado despertar una gran expectación en los consumidores gracias al hashtag de Twitter #makeitbetter. Además, el crecimiento inicial del interés por este término podría atribuirse a las acciones realizadas en los principales diarios del país, en los que también se lanzaron unos anuncios en los que se animaba a los consumidores a probar la nueva hmaburguesa gratuitamente.

Por otro lado, se crearon banners digitales y móviles para redirigir a los consumidores al microsite, donde se mostraban tweets en los que se iban dando detalles sobre cómo McDonald’s lograría mejorar el 1 de marzo. El diseño de la página buscaba animar a que la gente probara el nuevo producto a través de descargas y envíos de cupones.

Para llegar al gran público, McDonald’s se asoció con Starhub Cable para crear el primer programa patrocinado para todos sus canales de cocina, además de que coprodujo un publirreportaje para el Asia Food Channel (AFC) y Travel Living Channel (TLC). Estos contenidos podían verse durante la emisión de algunos de los programas más populares de cocina.

También se utilizaron otros medios, como televisión, prensa, digital y publicidad exterior para apoyar la campaña. La televisión sirvió para aumentar la frecuencia de compra, y la cobertura que se logró en la prensa ayudó a aumentar el alcance de las acciones. Además, la publicidad exterior mejoró la visibilidad de la campaña y la publicidad digital y móvil fue muy útil para aumentar las visitas al microsite.

Esta campaña integrada consiguió que, el día 1 de marzo, cuando se lanzaba en Chicken McGrill, los restaurantes de McDonald’s en Singapur estuvieran llenos de clientes ávidos por probar, con el cupón gratuito, la nueva hamburguesa. La visibilidad que logró McDonald’s durante la campaña se vio reflejada en las búsquedas del hashtag, demostrando que la compañía fue capaz de aumentar la conciencia sobre su marca y de persuadir a un grupo significativo de gente para que buscara el cupón online.

En cifras, las ventas de McDonald’s superaron las expectativas en un 4%, se aumentó un 10% la puntuación sobre la percepción de la comida y un 40% en la puntuación como restaurante informal favorito.

 

Un joven DJ recorrió Bristol en bici para twittear los disturbios "tal y como ocurrían en la calle"AnteriorSigueinteEzequiel Vidra explica el funcionamiento de Google Shopping en su llegada a España

Noticias recomendadas