Social Media Marketing

Claves para anunciarse en Facebook, Instagram, Snapchat y Twitter

Cómo exprimir hasta la última gota la publicidad pagada en las redes sociales

redes socialesA la publicidad pagada en las redes sociales es sumamente sencillo hincarle el diente, también cuando quien se lanza a la piscina 2.0 es dueño de presupuestos publicitarios poco abultados.

Gracias a los superpoderes que desde el punto de vista del targeting tienen los social media hasta los presupuestos aparentemente más paupérrimos son susceptibles de ser exprimidos hasta la última gota

Provista de un ROI extraordinariamente fácil de medir, la publicidad en las redes sociales porta muchísimas ventajas sobre los hombros. Y en vista del alcance orgánico a la baja que las plataformas 2.0 tienen a bien regalar a los anunciantes, a estos no les queda más remedio fijar la mirada en el denominado “paid social”.

En 2018 la publicidad pagada en los social media formará parte inexcusable de los planes de los marketeros.

A continuación, y de la mano de W&V, le proponemos algunas claves para sacar el máximo jugo a la publicidad pagada en las cuatro redes sociales más importantes en el universo B2C: Facebook, Instagram, Snapchat y Twitter.

Facebook

– La publicidad en formato vídeo tiene un papel cada vez más relevante en Facebook, donde el consumo de contenidos audiovisuales está creciendo como la espuma. A diario se consumen en la red social más grande del mundo la friolera de 100 millones de horas de vídeo. En los vídeos patrocinados en Facebook el usuario se detiene una media de 5,7 segundos. Algo más paciencia tiene el internauta con los vídeos orgánicos que se abren paso en Facebook, que son contemplados una media de 16,7 segundos.

– Los dispositivos móviles son la principal puerta de acceso a Facebook. Razón de más para que las marcas se cuelguen del brazo de una estrategia “mobile first” a la hora de aproximarse a la publicidad en esta plataforma. Cuando el internauta se conecta a Facebook a través del móvil, hace scroll un 41% más rápido que en los dispositivos desktop. Por esta razón, los anuncios pensados para recalar en los smartphones deben ser forzosamente más fluidos que aquellos que aterrizan en los tradicionales dispositivos desktop.

– En vista de las variadísimas opciones de targeting que Facebook brinda a los anunciantes, es importante que estos se cuelguen del brazo de estrategias concretas, que formulen hipótesis y que se preocupen de confirmar o en su defecto desmentir tales hipótesis. Sólo así los anunciantes estarán verdaderamente en condiciones de optimizar el ROI.

Instagram

– En la publicidad en Instagram el foco debe estar puesto sobre todo y ante todo en la estética. En este sentido, los contenidos creativos, inspiradores y visuales que se adhieren como un imán a los ojos del usuario son los que mejor funcionan en clave publicitaria en Instagram.

– Las “Stories” gozan de cada vez más popularidad en Instagram. Y la publicidad que apuesta por este formato es habitualmente muy bien percibida por el usuario y registra excepcionales índices de rendimiento. Los contenidos que mejor funcionan en las “Stories” son aquellos que muestran al usuario información que no puede degustar en otras plataformas (“teasers” de productos de nueva hornada, por ejemplo).

– Instagram es la red social que más rápido está creciendo y por eso su relevancia como plataforma publicitaria está subiendo también como la espuma. La publicidad en Instagram destaca por proporcionar a los anunciantes muchísimo alcance (relativamente económico) y también muchas interacciones.

Snapchat

– Al igual que en Instagram Stories, los anuncios que se hacen hueco en Snapchat no pueden permitirse el lujo de ser excesivamente promocionales. Deben aguijonear la inspiración del espectador y ser portadores también de un mensaje (convenientemente metamorfoseado en una historia con gancho).

– Formatos publicitarios como las lentes y los filtros son extraordinariamente magnéticos a la hora de capturar la atención del espectador. Y quienes apuestan por los “Snap Ads” y las historias promocionadas están obligados igualmente a experimentar con los elementos creativos de estos dos formatos.

– Las marcas pueden echar mano de los “Snapcodes” para promocionar filtros y lentes al margen de la red de redes y lograr que el eco de sus campañas se escuche también en el universo offline.

Twitter

– La comunidad tuitera es más madura y considerablemente más pequeña que la que echa raíces en Facebook o Instagram. Sin embargo, si el anunciante encuentra allí al target al que desea dirigirse, Twitter le recompensará con múltiples interacciones, puesto que los tuiteros están, cuando hay una buena campaña de por medio, muy receptivos a involucrarse personalmente en los mensajes difundidos por las marcas a través de la red social del pajarito.

Twitter es una red social muy apegada al tiempo real. Y las campañas que allí se abren paso están obligadas a aprovecharse de esta circunstancia. Colgarse del brazo de las tendencias patrocinadas es, por ejemplo, una estrategia muy atinada para reforzar las campañas asociadas al lanzamiento de nuevos programas de televisión y la organización de eventos especiales.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir