Social Media Marketing

LinkedIn ya no es una red social, ahora es un medio de comunicación

Cómo LinkedIn se ha convertido en un medio de comunicación (y no nos hemos dado cuenta)

La apuesta de LinkedIn por el contenido original ha convertido a la red social en un medio de comunicación que hace su propio periodismo.

Cómo LinkedIn se ha convertido en un medio de comunicación (y no nos hemos dado cuenta)Hace 12 años llegaba al mundo digital la primera red social profesional, LinkedIn. Con un enfoque muy similar al de Facebook, conectar gente, pero enfocado al mundo laboral, su camino ha ido en dirección contraria a la red de Zuckerberg.

Y es que, mientras Facebook ha dejado de lado la esfera informativa a raíz de su implicación en el fenómeno de las fake news, LinkedIn ha apostado por el contenido y ha salido ganando.

Su recorrido en este ámbito ha sido paulatino, abriendo la puerta al contenido generado por el usuario y, poco a poco, convirtiéndose la propia plataforma en creadora de este contenido hasta el punto que muchos la consideran ya un medio de comunicación.

El contenido original de la red social incluye noticias relacionadas con el mundo de los negocios que se envían diariamente a los usuarios, entrevistas en vídeo con los líderes corporativos de mayor peso a nivel mundial con un alto nivel de producción y podcasts en los que se analiza la evolución del mercado de trabajo.

“Cada vez hacemos más periodismo propio”, reconoce Isabelle Roughol, director and senior managing editor de LinkedIn en The Drum. Ex editora del diario francés Le Figaro, Roughol se unió a la plataforma social hace 7 años, asumiendo la tarea de formar un equipo editorial conformado por periodistas.

“Nos adherimos a los mismos valores y ejercemos el mismo juicio, pensando siempre en lo que el lector necesita saber. Contratamos periodistas que tienen una mezcla de criterio editorial y experiencia en el sector, pero también un sentido empresarial de lo que una compañía tecnológica necesita”, continúa la editora.

No obstante, también destaca algunas diferencias en los procesos de trabajo y es que, afirma, en LinkedIn los trabajadores se implican desde el principio en el diseño del producto o la distribución, así como en la generación de conversación.

“No solo se trata de escribir una historia y lanzarla, tienes que implicarte y generar conversación en torno a ellas”, explica Roughol.

De esta manera, LinkedIn se ha convertido en un espacio en el que conviven el periodismo profesional con el branded content, el contenido generado por el usuario y las actualizaciones de estados.

Una característica que no mina la calidad de las publicaciones pues, destaca la editora, el hecho de que los usuarios de la plataforma muestren su identidad real y se expongan ante sus jefes, compañeros de trabajo y clientes, les sitúa en una posición que permite mantener una conversación de alto nivel.

Pero en esta tarea también tiene mucho que ver el equipo de la compañía encargado de asegurar que se mantengan estos estándares de calidad y para lo que confían en la combinación del trabajo humano y automatizado para “ofrecer la mejor experiencia” aportando “la escalabilidad y personalización de los algoritmos y el control de calidad y la serendipia de los editores”.

En lo que a modelo de negocio respecta, la estrategia de la red social se asemeja mucho a las de otras compañías de medios. Contenido patrocinado y publicidad programática contribuyen a partes iguales a la monetización de una compañía que ha sido reconocida por la Society of American Business Editors and Writers por su trabajo periodístico.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir