Social Media Marketing

6 claves para emprender experimentos con éxito en las redes sociales

Cómo llevar a cabo (explosivos) experimentos en las redes sociales en 6 sencillos pasos

El social media marketing es una disciplina que tiene mucho de científica y por eso quienes le hincan el diente están obligados a llevar a cabo experimentos con regularidad.

experimentosEl social media marketing no deja de ser una ciencia y por eso quienes se zambullen en las procelosas aguas de esta disciplina están obligados a enfundarse la bata de científicos y llevar a cabo experimentos como si no hubiera mañana. Al fin y al cabo, es el ansia por experimentar la que lleva en volandas los resultados en las redes sociales.

Experimentar es no sólo deseable sino obligatorio en la Web Social. Y para emprender experimentos que no nos estallen en la cara (por falta de rigor científico) es recomendable seguir a rajatabla los seis pasos que propone a continuación Buffer en un post en su blog:

1. Fije objetivos

Como todo aquello que exige un mínimo de planificación es absolutamente crucial establecer unos objetivos muy claros. Dependiendo de los objetivos en los que posemos los ojos nuestros experimentos tomará un cariz u otro.

A la hora de meternos en el laboratorio y dar el pistoletazo de salida a nuestros experimentos podemos elegir entre toda una pléyade de objetivos: el alcance (o impresiones), el engagement (“likes”, “shares” y comentarios), el aumento en el número de seguidores, el tráfico, los “leads” y los ingresos.

Cada uno de los posts que a modo de experimento tengamos a bien volcar en las redes sociales debería ir colgado de algún tipo de objetivo (aunque sea meramente un “microobjetivo”).

2. Haga brainstorming de ideas

Una vez hemos establecido nuestros objetivos, llega el momentos de aderezarlos con un buen puñado de ideas.

A la hora de alumbrar ideas con el foco puesto en las redes sociales es recomendable atenerse al siguiente formato integrado por tres elementos distintos:

Si hacemos…. (idea), entonces… (resultados esperados) porque…. (suposiciones).

Este formato podría tomar, por ejemplo, esta forma: “Si utilizamos ‘curated content’ de primera calidad procedente de otras páginas de Facebook, podríamos aumentar en un 10% nuestro alcance en esta red social porque estamos hablando, al fin y al cabo, de contenido muy popular”.

Para conectar con las esquivas musas de la inspiración hay que alimentar profusamente a las neuronas leyendo posts en busca de ideas, teniendo permanentemente la mirada puesta en las tendencias nacidas al calor de las red sociales y no quitando ojo a los líderes y los rivales con quienes aspiramos a batirnos en duelo.

3. Priorice

Cuando ya tenemos sobre la mesa unas cuantas ideas, llega el momento de priorizarlas. Y para priorizarlas debemos rastrear su posible impacto en la métrica que nos hemos fijado previamente, evaluar nuestra propia confianza en el éxito del experimento y analizar los recursos para sacar adelante el experimento.

Si estamos barajando, por ejemplo, dos posibles ideas, una buena manera de tomar una decisión definitiva (y lo más científica posible) es otorgar a cada una de ellas un valor de 1 a 10 en los tres parámetros anteriormente enunciados (impacto, confianza y recursos).

Este proceso consume inevitablemente tiempo, pero resulta sumamente útil para maximizar el impacto del experimento que tenemos en mente.

4. Pruebe

Una vez tenemos ideas ganadoras, llega el momento de ponerlas en práctica.

A la hora de experimentar lo ideal es probar una única cosa de manera simultánea para comprender cuál es su verdadero impacto en los resultados (que podrían resultar confusos si se fusionan varias cosas a la vez).

Es preciso asimismo posar los ojos en las métricas adecuadas para medir los resultados emanados de los tests y circunscribir los experimentos a un periodo mínimo de una semana.

5. Analice y aprenda

Cuando el experimento ha concluido, es preciso formular preguntas y responderlas adecuadamente:

– ¿Se lograron los resultados adecuados? ¿Por qué?

– ¿Hubo otros factores que contribuyeron al éxito o al fracaso del experimento?

– ¿Es posible extraer alguna otra conclusión del experimento?

Al emprender experimentos de carácter científico resulta de suma relevancia mirar con lupa las estadísticas derivadas de los resultados para asegurarnos de que el experimento es susceptible realmente de ser repetido con éxito.

6. Repita

Si nuestro experimento ha sido cumplimentado con éxito, es hora de repetirlo para seguir cosechando resultados sin perder de vista en ningún momento las métricas, que si no se vigilan adecuadamente pueden terminar fluctuando terriblemente.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir