Social Media Marketing

Cómo sacar el máximo partido a las etiquetas en Twitter

Los hashtags o etiquetas pueden ser un recurso muy útil a la hora de rastrear conversaciones o temas en Twitter, pero el uso incorrecto puede llegar a ser realmente molesto. Hay muchos usuarios de Twitter que no saben cómo emplear estas etiquetas de forma adecuada, o piensan que utilizarlo de forma excesiva es divertido.

Ante toda la fatiga que se genera en torno a los hashtags, The Next Web ha decidido repasar cuál es el uso apropiado de las etiquetas en Twitter.

Lo que sí puedes hacer:

1. Utilizar los hashtags para seguir comunidades
Algunas comunidades online utilizan los hashtags de Twitter para seguir las conversaciones que giran en torno a su grupo. También hay personas que los siguen para estar al tanto de lo que ocurre con respecto a un grupo en concreto.

2. Utilizar los hashtags para unirte a una causa
Los hashtags pueden ser muy útiles para organizar las conversaciones en torno a causas positivas y polémicas. Por ejemplo, el grupo Anonymous utilizaba el hashtag #OpBart para seguir la conversación en torno a las protestas de San francisco, en Estados Unidos.

3. Las palabras clave de los hashtags animan a la participación
En algunos casos, los usuarios añaden hashtags a palabras claves, como #Twitter, y así poder estar al tanto de consejos y novedades que se comparten en torno a Twitter. Es una forma interesante de añadir información sin llenar tu límite de caracteres.

4. Concursos con hashtags
Algunas compañías crean hashtags para poder seguir a los participantes de un concurso. Monitorizando los resultados de las búsquedas, pueden estar al tanto de lquiéne stá participando de forma activa y quién no.

Lo que no puedes hacer:

1. #Convertir #en #hastag #cada #palabra #que #escribas
Que cada una de las palabras de tu mensaje sea una etiqueta es realmente molesto. Pero, además, ni siquiera sirve para nada.

2. #utilizarhashtagsenormesparadescribirtutweet
Utilizar una frase completa para etiquetar un tweet es muy molesto. Aunque hay situaciones en las que puede llegar a ser divertido, no todo el mundo apreciará la broma, y mucho menos encontrará el valor de tu hashtag larguísimo.

3. Convertirlo todo en acrónimos
No utilices acrónimos para los hashtags que probablemente nadie pueda entender, por mucho que necesites abreviar alguna frase larga.

4. Utilizar hashtags populares porque sí
Hay usuarios que aprovechan los hashtags que son populares, y ponen unos detrás de otros, aunque no tengan ninguna relación, con el único objetivo de ganar visibilidad y conseguir más seguidores. En la mayoría de los casos lo peor es que el hashtag que se utiliza no tiene nada que ver con el tweet y, al final, esos mensajes sólo sirven para entorpecer conversaciones útiles que están teniendo lugar.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir