Social Media Marketing

Con este detector de mentiras a los aprendices de Pinocho en las redes sociales les crecerá la nariz

pinochoLas redes sociales están plagadas de rumores que, con estas plataformas como trampolín, se difunden a la velocidad del rayo en internet. Algunos de ellos terminan siendo verdaderos, pero otros son mentiras disfrazadas de verdades capaces de causar verdaderos estragos entre los internautas.

Teniendo esto en mente, un equipo de investigadores de cinco universidades diferentes (Sheffield, Warwich, King’s College, Saarland y Modul) están trabajando en un detector de mentiras para distinguir los rumores verdaderos de los falsos en las redes sociales.

El origen de este proyecto, que pretende ayudar a las organizaciones a responder más efectivamente a los rumores online, está en los revueltas de Londres de 2011. “Después de estas revueltas algunos sugirieron que el acceso a las redes sociales debería haber sido bloqueado para evitar que los causantes de estas revueltas se organizaran”, explica Kalina Bontcheva, directora del proyecto en la Universidad de Sheffield, en declaraciones a la BBC.

Sin embargo, “las redes sociales también proporcionan información muy útil a los usuarios. El problema es que todo sucede tan rápido en estas plataformas que es muy difícil distinguir las verdades de las mentiras”, añade Bontcheva.

El detector de mentiras en el que están trabajando en la actualidad Bontcheva y sus colegas pretende analizar posts publicados en foros y en redes sociales como Facebook y Twitter para detectar en rumores y categorizarlos en cuatro tipologías diferentes: especulación, controversia, desinformación (información falsa que se difunde en las redes sociales de manera inconsciente) e información falsa divulgada con mala intención.

Este sistema se encargará además de valorar la veracidad o falsedad de la información en las redes sociales en base al origen de la fuente: medios de comunicación, periodistas, expertos, testigos oculares, público general y robots (cuentas falsas en las redes sociales).

Para dictaminar su grado de verdad o mentira, el detector de mentiras examinará asimismo el historial de la fuente de información para identificar si ésta se ha creado o no específicamente para difundir rumores.

Los investigadores que están detrás de este proyecto, bautizado con el nombre de Pheme, esperan que los primeros resultados estén listos en unos 18 meses y lo probarán principalmente entre grupos de periodistas y profesionales de la salud.

Eso sí, para distinguir la verdad de la mentira en los rumores online, este sistema analizará sólo texto, no imágenes. “Analizar si una fotografía ha sido manipulada o no sería demasiado complicado desde el punto de vista técnico”, advierte Bontcheva.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir