líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los consumidores más talludos no se dejan cegar por las luces de neón de los influencers

Social Media MarketingLos consumidores de más edad no muerden el anzuelo de los influencers

Cuanta más edad tiene el consumidor, menos confía en los influencers

Los consumidores más talludos no se dejan cegar por las luces de neón de los influencers

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La confianza depositada por los consumidores en los influencers mengua a medida que van cumpliendo años, según Nielsen.

Los influencers ha acabado trocándose en la mano derecha (y la izquierda) de las marcas, que no osan excluirlos de su «marketing mix» y depositan en sus manos presupuestos cada vez más jugosos. Sin embargo, no todos los consumidores beben los vientos por los prescriptores. Los más talludos se muestran más bien recelosos con los mensajes emanados de los influencers.

De acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Nielsen, la confianza depositada por los consumidores en los prescriptores mengua a medida que van cumpliendo años.

Mientras el 52% de los centennials y los millennials confía totalmente o al menos parcialmente en los mensajes de los influencers, el índice de credibilidad de los prescriptores se desploma hasta apenas el 23% entre los mayores de 65 años.

A medida que el consumidor cumple años, se reduce también su predisposición a ser influenciado en sus acciones por los prescriptores. El 72% y el 65% de los centennials y los millennials respectivamente confiesan que sus acciones han sido impactadas en alguna ocasión por el influencer marketing. Esta cifra se recorta, en cambio, hasta el 26% en los influencers mayores de 50 años. Este grupo de edad se siente mucho más impelido a actuar cuando es confrontado con recomendaciones personales (53%) y también con newsletters (66%).

Cuanto más edad tiene el consumidor, menos presto está a dejarse influir por los influencers

Así y todo, y pese a que los consumidores de más edad no se dejan cegar por las luces de neón de los influencers, el marketing con influencers incrementa notablemente la simpatía de marca (+24%), da fuelle a las recomendaciones (+35%) y espolea también las compras (+37%).

Los consumidores confían más, eso sí, en las recomendaciones de sus amigos y familiares (85%), en el contenido editorial (71%), en los anuncios en la prensa (61%) y en los spots en televisión (58%) que en los influencers. La forma menos creíble de publicidad a ojos del consumidor son, por su parte, los mensajes de texto.

Conviene, por otra parte, hacer notar que el consumidor se siente particularmente inclinado a dispensar su atención a los anuncios de corte humorístico y a la publicidad que echa raíces en situaciones del mundo real. Los anuncios que colocan bajo los focos temas como la salud y la familia gozan también de una gran recepción entre el público, mientras la publicidad de carácter sexual y sentimental y las compañas protagonizadas por deportistas y celebridades son relativamente impopulares.

 

La agencia TRUPP diseña la nueva imagen de AVEAnteriorSigueinteLos diferentes enfoques de la identificación

Contenido patrocinado