Social Media Marketing

Al influencer marketing también le afectará el coronavirus

El coronavirus pegará mordiscos a los emolumentos de los influencers

De acuerdo con los cálculos de la agencia de influencer marketing Izea, el coste de los posts patrocinados en las redes sociales caerá entre un 15% y un 25%.

coronavirus

Autor de la imagen: Domenico Pisano

Lastrada por la pandemia del COVID-19, la economía global se verá confrontada con una recesión de consecuencia potencialmente calamitosas. Y con los nubarrones de una nueva crisis económica dibujándose ya en el horizonte la industria publicitaria se teme ya lo peor. De la crisis tampoco se librarán los que ha sido hasta ahora los "niños bonitos" de los anunciantes: los influencers.

De acuerdo con los cálculos de la agencia de influencer marketing Izea, el coste de los posts patrocinados en las redes sociales caerá entre un 15% y un 25%. Durante la recesión de 2008-2010, cuando el influencer marketing era poco más que una entelequia, el derrumbe en los precios de las publicaciones patrocinadas en los social media fue aún más escarpada: del 62,7%.

Desde la última recesión económica el influencer marketing ha protagonizado un auténtico "boom". En menos de cinco años lo que otrora un mercado de apenas 500 millones de dólares se ha convertido en un pujante sector valorado nada más y nada menos que en 8 billones de dólares.

Espoleado por el "hype", el coste medio de un post patrocinado en Instagram escaló de los 134 dólares en 2015 a los 1.643 dólares en 2019. En YouTube el precio del contenido patrocinado pasó de las 420 dólares a los 6.700 dólares durante el mismo periodo.

El precio de los posts patrocinados disminuirá entre un 15% y un 25%

Un recorte del 25% no es excesivamente drástico a la luz de los desorbitados precios que manejaba en los últimos tiempos el influencer marketing, pero aun así la merma será inevitablemente dolorosa.

En términos de tráfico los influencers se están beneficiando actualmente de la forzosa distancia social a la que no ha abocado a todos el coronavirus. Pero los anunciantes no las tienen todas consigo a la hora de lanzar campañas que podrían ser tildadas fácilmente de oportunistas y para las que en algunos casos simplemente no hay dinero.

Las empresas del ramo turístico, por ejemplo, ha congelado casi al 100% sus presupuestos publicitarios. Y los retailers offline están actualmente más afanados en optimizar sus canales digitales que en volcar dinero a diestro y siniestro en la publicidad.

Los únicos anunciantes que a día de hoy están volcando más presupuesto en el influencer marketing son, según Izea, los proveedores de herramientas enfocadas al "home office".

Sabedores de que se avecina una época de vacas flacas, algunos influencers se están preparando ya para una eventual sangría en sus ingresos. Y están comenzando a comercializar productos a través de sus plataformas digitales o levantando los cimientos de nuevas vías de ingresos como los cursos online sobre moda y fitness.

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir