Social Media Marketing

Las claves para crear contenidos virales en redes sociales

Crear vídeos virales tiene mucho más de ciencia que de azar (y gatitos)

Todas las marcas quieren que los contenidos que publican en redes sociales se conviertan en virales. Y es que esta es la única forma que tienen de asegurarse una presencia constante en nuestra vida cotidiana. Pero esta es una ciencia mucho más complicada de lo que podemos pensar en un primer momento.

Seguro que se ha encontrado con muchos aspirantes a estrellas de internet. Creadores de contenido que creen que su fórmula es la mejor y alcanzarán el estrellato en cuestión de poco tiempo. Nada más lejos de la realidad. Cierto es que no se conoce el secreto de la viralidad, pero lo mejor es no dejar nada al azar.

Existe toda una ciencia detrás de la creación de vídeos que pretendan capturar nuestra atención. Lo primero que debemos hacer es retomar la mentalidad que teníamos en el colegio o la universidad ante un examen.

El aprobado y las altas calificaciones dependían en gran medida de cuánto hubiésemos estudiado con anterioridad. Cierto es que el azar también interfiere. Hablamos de la suerte que podemos tener a la hora de que nos pregunten el temario que mejor nos sabemos. Pero no es el factor determinante. Lo mismo sucede con los vídeos virales.

Para entenderlos y ser capaces de crearlos hay que estudiar no sólo los que han triunfado sino también los que nacieron con ese objetivo y fracasaron en el intento. De este punto extraerá un conocimiento muy importante: no todos los temas son potencialmente virales.

Encontrar un tema viral es la piedra angular sobre la que construir el vídeo. No olvide que las tendencias virales son a menudo contra intuitivas, por lo que resulta de vital importancia trabajar sobre un exhaustivo análisis previo del mercado.

En este punto los detectores de tendencias en la red de redes pueden serle de gran ayuda. Piense que los temas susceptibles de convertirse en tendencia pueden ser de cualquier tipo. Abra su mente más allá de los gatitos y los bebés.

Pasamos al siguiente punto. Cada plataforma social es única. Se distribuyen de forma diferente y los usuarios demandan distintas cosas en cada una de ellas. No es lo mismo publicar una imagen en Instagram que hacer un vídeo para YouTube.

Las diferentes redes sociales suponen formatos, tiempos y estilos distintos. La clave reside en conocer las particularidades de cada una de ellas para poder ofrecer la respuesta certera.

No nos olvidamos de la importancia de las emociones. Un vídeo que pretende convertirse en viral tiene que conectar con las distintas emociones de los usuarios. Si esto no sucede puede ir olvidándose.

Por último, tiene que probar. Cuente con grupos de diferentes gustos y personalidades que le ofrezcan toda la retroalimentación posible antes de lanzar el contenido a las redes sociales.

No se olvide que la distribución en las redes sociales se basa en los algoritmos. Una vez que entienda su funcionamiento tendrá parte del camino recorrido. La creación de contenidos que sean susceptibles de ser compartidos requiere sin lugar a dudas de una planificación y estrategia que deben ejecutarse. ¿O acaso piensa que todos los vídeos de gatitos acaban siendo virales?

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

beon

Reportaje Indigitall

Compartir