Social Media Marketing

¿Qué hay detrás de los falsos influencers que viven (a la sopa boba) de las marcas?

Cada vez son más las empresas y marcas que apuestan por el influencer marketing, una industria valorada en más de mil millones de dólares. Pero el fraude y el aumento de usuarios falsos amenaza esta nueva forma de promocionarse.

Las marcas y las agencias han puesto su atención en los microinfluencers, usuarios con un número de followers inferior a los 100.000. Esta opción resulta más económica, aunque el peligro está en que estas cuentas a veces se valen de los bots para aumentar su número de seguidores.

Según apunta un estudio de Mediakix, una agencia de influencer marketing, las marcas están invirtiendo una gran cantidad de dinero en influencers falsos.

Mediakix hizo un experimento abriendo dos cuentas falsas en Instagram:

Para la primera cuenta @calibeachgirl310, la compañía contrató a una modelo que bajo el nombre de Alexa Rae publicó contenido sobre su lifestyle y su vida en California.

La segunda cuenta @wanderingggirl, una tal Amanda Smith, publicó fotos de lugares exóticos y viajes.

Ambas cuentas compraron un total de 15.000 followers, el precio por 1.000 follower oscila entre 3 y 8 dólares. En tan sólo dos meses, @wanderinggirl consiguió 30.000 followers y @calibeachgirl310 llegó a los 50.000 followers.

Según Mediakix, las dos cuentas recibieron un total de cuatro ofertas pagadas por parte de diferentes marcas, entre ellas una firma de trajes de baño, una marca de alcohol y una marca de alimentos y bebidas.

"Los bots se han vuelto más sofisticados, aún así hay que luchar por desemascararlos. Nosotros trabajamos para las marcas y queremos que el influecer marketing se haga bien", declara Evan Asano, CEO de Mediakix.

Por otra parte, desde Instagram se defienden alegando que su equipo lucha día a día contra el spam, en busca de comportamientos fraudulentos y cuentas falsas.

Con más de 700 millones de usuarios, Instagram tiene muchas probabilidades de convertirse en la “la reina” del marketing digital, aunque si el número de falsos influencers continúa creciendo, las marcas comenzarán a dudar si apostar por esta nueva forma de publicidad o escoger los medios tradicionales, de momento, más seguros.

Ya hay muchos fotógrafos e influencers que se quejan de estos comportamientos y exigen soluciones éticas a Instagram. Mientras, el precio por follower continúa en aumento.

Beach day?#beachgirl #findyourcoast #realbikinibabe #ca #style #boho

Una publicación compartida de Alexa Rae (@calibeachgirl310) el

Did I fool you? Where should I travel to next??

Una publicación compartida de Amanda Smith (@wanderingggirl) el

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir