Social Media Marketing

Diez años después, ¿qué balance hacen los internautas de su relación con Facebook? "Es complicado"

complicated¿Se acuerda de cuándo se dio de alta en Facebook? Probablemente no. La famosa red social ha echado raíces de tal manera en nuestro ADN que a muchos se les ha olvidado ya que hubo un tiempo en que Facebook simplemente no existía en nuestras vidas.

Facebook, la “reina” indiscutible de las redes sociales, cumple mañana 10 años. Los internautas llevan, por lo tanto, una década “casados” con esta red social. La historia de este “matrimonio” no es muy diferente de los esponsales que vemos en el mundo real. En sus inicios Facebook y los internautas protagonizaron una tórrida historia de amor que se fue calmando hasta lo que es hoy: la relación de dos amantes que ya no los son tanto pero aun así se niegan a tomar caminos separados.

¿Lo que enamoró a los internautas de Facebook hace hoy una década? Fueron muchas cosas las que prendieron la mecha del amor, pero quizás las más importantes fueron dos: el mero afán de “cotillear” la vida de los demás y el exhibicionismo puro y duro.

¿Quién no se tiró horas y horas en Facebook buscando perfiles de viejos amigos y conocidos a los que hacía años que no veía? ¿Quién no disfrutó publicando su primera fotografía en Facebook y sintiendo que formaba parte de un universo “cool”?

En los albores de su relación con Facebook a los internautas les cegaba la mágica habilidad de su “amado” para ponerles en contacto con personas con las que habían dejado de hablar hace ya años (probablemente por una buena razón) y para hacer de los pequeños acontecimientos de su vida algo “interesante”.

Unos acontecimientos que podían estar teñidos de enfermedad e incluso de muerte. ¿Que se nos había muerto el perro? Nada mejor para superar el duelo que anunciarlo a bombo y platillo en Facebook y lograr muchos “likes”.

Sin embargo, poco a poco, el pasional romance de los internautas con Facebook reveló unas cuantas sombras. ¿La principal? La sombra de la privacidad. A medida que las solicitudes de amistad de desconocidos se acumulaban en su buzón, muchos nos podían evitar hacerse la siguiente pregunta: ¿es realmente saludable compartir mi vida con tantos desconocidos?

Tras hacerse esta delicada pregunta, algunos internautas decidieron “limpiar” su listado de amigos en Facebook. Otros mantuvieran intacta su lista de amigos en la red social y siguieron compartiendo profusamente con ellos vídeos y fotografías personales. ¿Con qué fin? Con el fin de informar, de buscar la aprobación pública, y también por qué no, con el fin de provocar la envidia en los demás.

¿Qué es Facebook sino una fábrica de narcisistas? Muchos internautas ni siquiera eran conscientes de su potencial ególatra antes de aterrizar en Facebook, pero a día de hoy, diez años después, y aun reconociendo el lado más pérfido de esta red social, continúan mirándose el ombligo en esta plataforma, quizás menos que antes, pero sí de vez en cuando.

¿Qué balance podríamos hacer de la relación de los internautas con Facebook diez años después? Acuñando la propia terminología de la red social de Mark Zuckerberg podríamos decir aquello de “es complicado”. La relación es complicada, sí, pero pese a quien les pese sigue viva y coleando. ¿Hasta cuándo? No lo sabemos.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir