Social Media Marketing

La "doble moral" de las redes sociales: libertad de expresión y fuente de datos policiales

La "doble moral" de las redes sociales: libertad de expresión y fuente de datos policiales

Cada vez plasmamos más sobre nuestra vida privada en las redes sociales. Plataformas como Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat conocen más sobre nosotros mismos que muchos de nuestros familiares y amigos.

Y es que donde nosotros, confiados usuarios que creen en las políticas de privacidad y la seguridad en la red de redes, no conocemos toda la verdad. Quizás por este motivo seguimos viendo divertido publicar (ya sea en formato texto, imagen o vídeo) todos y cada uno de nuestros pasos en cualquier red social.

Puede que después de leer lo que tenemos que contarle se lo piense dos veces antes de seguir exponiendo su vida de tal forma.

Según los últimos informes publicados por la American Civil Liberties Union (ACLU), la policía ha utilizado las fotografías publicadas en Facebook, Instagram y Twitter para hacer seguimientos a personas que han participado en manifestaciones.

Tal y como recogen desde The Next Web, estas empresas no han estado involucradas directamente en la entrega de los datos a la policía. La información habría sido obtenida a través de un servicio de monitorización de redes sociales conocido como Geofeedia.

Al parecer, la gran mayoría de las fuerzas de seguridad (algunas fuentes hablan de hasta 500 agencias e instituciones) son clientes de la citada plataforma de rastreo.

Esta compañía proporciona información relativa a la ubicación de los usuarios así como sobre los mensajes publicados en medios sociales, relacionados con los levantamientos y disturbios en Ferguson, Missouri, Baltimore y Maryland.

Desde la ACLU informan de que los tres gigantes sociales habrían cortado o limitado el acceso de Geofeedia a sus flujos de información. Sin embargo, se cree que hay mucho trabajo por hacer.

A Facebook, Twitter o Instagram se les llena la boca autoproclamándose como abanderados de la libertad de expresión. Especialmente en temas políticos y sociales. Misión que compaginan con el suministro de información a instituciones y gobiernos actuando a la vez como instrumento que restringe esa libertad.

“La ACLU no tendría que decirle a Facebook o Twitter lo que sus propios desarrolladores están haciendo. Las empresas deben promulgar políticas públicas férreas así como robustos procedimientos de auditoría para asegurar que sus plataformas no están siendo utilizadas para efectuar una vigilancia discriminatoria”, explica en The Washington Post Nicole Ozer, directora de políticas sobre libertades civiles de la ACLU en california.

¿A qué ahora se lo pensará dos veces antes de volver a compartir toda su vida ante la doble moral de las redes sociales?

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir