Social Media Marketing

Facebook ayudó más a Donald Trump que la injerencia rusa

Donald Trump no necesitó a los rusos para ser presidente, tan solo a Facebook

TrumpQue Facebook tuvo un papel muy relevante en las elecciones presidenciales estadounidenses del pasado 2016 no es ningún secreto. De hecho, la red social de Mark Zuckerberg sigue recibiendo críticas por haber permitido que Donald Trump dominase la conversación digital, lo que finalmente le alzó como vencedor. Ahora, un antiguo responsable de monetización de Facebook ha decidido, a través de un artículo de Wired, ofrecer más detalles sobre cómo esto pudo ser posible.

Lo cierto es que Trump no necesitaba ayuda de los rusos para dominar en las redes sociales. La razón es que sus mensajes obtenían un índice de respuestas más elevado, además de perseguir una audiencia más deslocalizada con un formato más sencillo, lo cual abarata los costes, según ElMundo.es. En cambio, Hillary Clinton tuvo que enfrentarse a unos precios más altos por su publicidad en social media, lo que también supuso que menos usuarios fueran alcanzados por sus mensajes.

Brad Parscale, uno de los principales consejeros del actual presidente de Estados Unidos durante la campaña electoral, corroboró todo ello, asegurando que su CPM equivalía a centavos y que era unas 100 o 200 veces más barato que el de la candidata demócrata. Jennifer Palmieri, directora de comunicaciones de la campaña de Clinton, también lo ha confirmado, aunque posteriormente ha matizado en The Washington Post que solo corroboraba que “Trump era el candidato perfecto para Facebook”.

Por su parte, Andrew Bosworth, antiguo vicepresidente de publicidad de la red social, ha querido desmentir por completo lo dicho por Parscale. Ha afirmado que el sistema de subastas de publicidad no es discriminatorio, sino que funciona como cualquier otro negocio de publicidad tradicional, según los tipos de audiencias. Incluso ha aportado un diagrama de costes que mostraría que, en realidad, Clinton pagó menos por su publicidad. Pero lo cierto es que Facebook no comparte prácticamente ninguna estadística, así que no es fácil creer a ninguna de las partes implicadas.

Toda esta situación pone a Facebook en un brete, pues lo que antes se había achacado a las agentes rusos ahora se responsabiliza a su funcionamiento. Lo que ambos candidatos recibían de vuelta por cada dólar invertido estaba en claro desequilibrio, especialmente en las zonas rurales, en las que Trump tiene una mayor tracción. Todo ello reclama a Facebook más transparencia en la gestión de su publicidad, cosa que ya ha sido exigida en varias ocasiones, y la reconsideración de sus algoritmos, que se guían por la viralidad, independientemente del contenido.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir