Social Media Marketing

El mercado chino contra Dolce & Gabbana por su nueva campaña

El boicot chino a Dolce & Gabbana por su última campaña de marketing tildada de racista

Marketplaces, usuarios y autoridades boicotean los productos de la firma de lujo italiana Dolce & Gabbana al considerar racista su nueva campaña de marketing.

En el mundo del social media en el que la comunicación es global, instantánea y, sobre todo, bidireccional, las marcas deben andar con pies de plomo. Un pequeño error puede transformarse en una crisis reputacional de magnitud descomunal.

Más grave es la situación cuando los fallos se cometen en China, un mercado enormemente beneficioso para las marcas internacionales, sobre todo, de lujo.

Esto es lo que le ha ocurrido a la firma italiana Dolce & Gabbana que, tras el lanzamiento de su nueva campaña de social media marketing se ha convertido en objeto de críticas por parte de los ciudadanos chinos que, además, han iniciado una campaña para boicotear los productos de la marca.

La pieza de la discordia es un vídeo, inicialmente publicado en la red social china Weibo y posteriormente borrado, en el que se ve a una mujer autóctona teniendo dificultades para comer, pizza, espaguetis o cannoli con palillos chinos.

La campaña ha sido calificada de racista por usuarios y autoridades que consideran que traslada una imagen estereotipada de los ciudadanos chinos. Pero la controversia no solo ha generado opiniones negativas sobre la marca, por cierto, alientadas por comentarios poco desafortunados de Stefano Gabbana a través de sus redes sociales fruto, según la marca de un hackeo.

Los múltiples llamamientos al boicot no se hicieron esperar y no solo los usuarios han manifestado su intención de no adquirir productos de la firma, sino que gigantes del e-commerce como Alibaba no los ofertan en su web.

Asimismo, la plataforma de e-commerce Yangmatou argumentaba las razones de la retirada de 58.000 productos de D&G de su espacio de venta: “La madre patria es más importante que cualquier otra cosa”.

La férrea oposición ha sido de tal magnitud que la marca ha tenido que cancelar un gran desfile horas antes de su celebración en Shaghai este miércoles ante la ausencia de influencers y famosos del país que decidieron sumarse al boicot.

Un problema serio para la firma teniendo en cuenta que el gasto anual en productos de lujo en el mercado chino alcanza, según Bloomberg, los 100.000 millones de dólares y que es uno de los más rentables para el sector al ser responsable de hasta un tercio de sus ingresos totales.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir