Social Media Marketing

El fiasco de Facebook o cómo la red social recortó su valor en más de 11.000 millones en sólo dos días en el Nasdaq

En Wall Street los inversores juegan a las adivinanzas. ¿Cuánto caerá el valor de las acciones de Facebook en el índice Nasdaq? Muchos creen que los títulos de la famosa red social tocarán fondo cuando lleguen a los 30 dólares. Otros dan una cifra aún más baja: 20 dólares. Los más pesimistas, y quizás también los más maliciosos, aventuran que dentro de poco las acciones de Facebook tendrán un valor de "entre 6 y 7 dólares". Si las previsiones de estos últimos se cumplieran, el valor de los títulos de la empresa de Mark Zuckerberg sería sólo una séptima parte de su precio salida, fijado en 38 dólares.

El pasado jueves, antes de su esperadísima salida a bolsa, el estreno bursátil de Facebook se anunciaba como uno de los más importantes de la historia. Sólo un día después, la famosa red social se topaba con un doble fiasco en su estreno en el Nasdaq. Por una parte, el índice tecnológico sufrió repetidos problemas técnicos que dejaron a muchos brókers enfadados y cruzados de brazos. Y por otra parte, los bancos se vieron obligados a comprar en masa acciones de Facebook para evitar que el valor de éstas retrocediera por debajo de su precio de salida, fijado en 38 años.

Ayer lunes, los malos augurios del pasado viernes se confirmaron. Los títulos de la ya para muchos “sobrevalorada” Facebook se desplomaron un 10,99% hasta los 34,03 dólares. Y, como consecuencia del descalabro, el valor de mercado de la red social se contrajo durante el día de ayer más de 11.000 millones de dólares.

El propio Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, ha echado a perder alrededor de 2.000 millones de dólares desde el debut de la red social en el Nasdaq. “Las acciones de Facebook se tambalean con un borracho en el álbum de fotos de un estudiante universitario en la red social”, sentencia, por ejemplo, el blog estadounidense Gawker.

El “desastre de Facebook” –así lo califica ya la televisión estadounidense CNBC– ha puesto en evidencia una de los grandes puntos débiles de Wall Street, un punto débil que nace de la explosiva combinación de la electrónica y la psicología. El software del índice Nasdaq falló el pasado viernes, pero falló también la psicología de quienes creyeron ver en Facebook una digna sucesora en los mercados bursátiles de Apple y Google.

Los fallos tecnológicos del Nasdaq han obligado a agachar la cabeza y entonar el mea culpa al mismísimo consejero delegado del índice tecnológico, Robert Greifeld, pero sus disculpas no han bastado para calmar los soliviantados ánimos de muchos inversores. “El del Nasdaq ha sido el peor funcionamiento de un índice bursátil en el estreno en bolsa de una compañía”, dice Thomas Joyce, director de la empresa financiera Knight Capital, en declaraciones a la CNBC.

Y las quejas no cesan. Jared White, que trabaja como bróker para la compañía Great Point Capital, solicitó el pasado viernes la compra de 30.000 acciones de Facebook a 43 dólares cada una. Sin embargo, el Nasdaq hizo caso omiso a su solicitud. “Pensé que había perdido más de 120.000 dólares”, explica White en declaraciones a Spiegel. Los problemas técnicos del Nasdaq salvaron en este caso del desastre a este inversor, pero no así a otro colega, que invirtió el pasado viernes 158.000 millones de dólares en las acciones de Facebook. “Fui alcanzado de lleno por el rayo, pero de todos modos logré sobrevivir”, explica.

La ira de los inversores es tal que no sólo la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) se ha visto obligada a intervenir, sino también Finra, el organismo de autocontrol de los mercados bursátiles en este país. Entretanto, el Nasdaq ya ha anunciado cambios para los próximos estrenos bursátiles en el índice tecnológico.

A pesar de todo, las dificultades técnicas sufridas el pasado viernes por el Nasdaq no son las únicas culpables del fiasco de Facebook en la bolsa. Hay quienes trasladan la culpa a los bancos involucrados en la salida a bolsa de la red social, a quienes acusan de “poco realistas” por fijar el precio inicial de los acciones de la compañía en 38 dólares. En la salida a bolsa de la red social han participado 33 instituciones financieras lideradas por Morgan Stanley. “Morgan Stanley ha conseguido malograrlo todo”, asegura Michael Pachter, analista de Wedbush Securities, en declaraciones a The Wall Street Journal.

Lo que está claro es que cada vez más inversores están convencidos de que las acciones de Facebook están sobrevaloradas. “Consideramos poco atractivo el actual valor de los títulos de Facebook”, subraya Richard Greenfield, analista de BTIG.

Entretanto, y mientras las críticas arrecian, Facebook da la callada por respuesta. Ningún portavoz de la red social se ha pronunciado públicamente para calmar los ánimos de los inversores. El propio Zuckerberg está desparecido desde el pasado viernes. Lo único que sabe de él que se casó con Priscilla Chan este fin de semana.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir