Social Media Marketing

La enorme profesionalización del influencer marketing

El influencer marketing: un sector en constante evolución y profesionalización

El influencer marketing está creciendo a pasos agigantados, como ha señalado la Asociación de Marketing de España en su jornada "Marketing con influencers".

influencerEl sector influencer se está profesionalizando a pasos agigantados. Lo que empezó como algo informal, un hobbie, se ha convertido en una auténtica profesión para muchos creadores digitales. En línea con esta creciente tendencia, la Asociación de Marketing de España ha presentado la jornada “Marketing con Influencers”, en colaboración con Ditrendia y la revista Influencers.

“El fenómeno de los influencers es uno de los fenómenos del marketing”, ha señalado Víctor Conde, director general de la Asociación de Marketing de España, como presentación al evento que contó con la moderación de Fernando Rivero, CEO de Ditrendia y vocal del Consejo de Gobierno de la Asociación de Marketing de España.

Allí se han presentado las conclusiones del estudio “Marketing de Influencers en España, 2018”, elaborado por la agencia Brandmanic, que aborda este tema desde la experiencia de las agencias y los anunciantes, pero también de los influencers.

“Los influencers son la nueva narrativa que ayuda a construir la audiencia 2.0”, expresó Luis Soldevila, CEO de Brandmanic & MarvelCrowd. El estudio muestra que los creadores digitales son clave para crear engagement con la audiencia. Un 72% de los internautas tiene a algún influencer en su lista de seguidos.

Como ha explicado Soldevila, en 2018 las campañas con más de 10.000 euros de inversión en este tipo de marketing han aumentado un 14%. “Esto sucede porque el canal se va consolidando y los influencers conectan con la audiencia”. Un 79% de los encuestados considera positivas las campañas de influencer marketing.

Instagram sigue siendo la reina de las redes cuando se trata de hacer marketing con influencers. “La visibilidad de esta red social está por encima del resto de canales en este momento”, comenta Soldevila. Además de la visibilidad, los otros aspectos esenciales a medir son el engagement y el alcance, junto al tráfico, la conversión, la venta de producto y el sentimiento de marca.

Y, conforme aumentan los presupuestos, también aumenta la profesionalización del sector. “Al principio se pagaba a los influencers en especie, con el producto que promocionan, y ahora está monetizado. Ya en el informe que elaboramos en 2016 comprobamos que un 63% de los encuestados recibía ingresos derivados de su actividad como influenciador. En 2018, ese porcentaje aumenta un 6,4% y llega al 69,4%”.

Según Cesar Sepúlveda, director de marketing de Codan, confianza y empatía son las características clave que debería tener cualquier influencer con la marca. “Debe saber adaptar e impulsar los contenidos a las audiencias”, añade. “Debe ser un profesional implicado emocionalmente en un proyecto a largo plazo y conocer el producto que va a vender. No son publicistas, son generadores de contenido relevantes, el partner perfecto, para la coctelera del plan de comuniación de las marcas a largo plazo”.

Los influencers deberían ser embajadores de la marca. “Deben saber fidelizar y diferenciarse. Los influencers tienen una gran responsabilidad social y corporativa y las corporaciones con ellos, por ese motivo se deben profesionalizar”.

“Los influencers ayudan a conseguir seguidores y a generar tráfico. Pero, además, generan conversación con la audiencia, fomentan la prueba de producto, contribuyen al SEO y amplifican una campaña de engagement. El influencer nos puede permitir destacar en un mundo de impactos publicitarios masivos”, señala Marta Gutiérrez, CEO de SrBurns.

Pero un influencer no es tan solo un medio de difusión, es también una oportunidad para comunicar más. Y no hay que olvidar nunca que no se trata de una celebrity y que hay que dejarle mayor libertad. “Si no es creíble, nunca va a funcionar”.

“El sector a avanzado a pasos agigantados. Antes éramos blogueros, la palabra influencer si existía no se utilizaba. Hoy en día, Instagram lo es todo. Por ese motivo, si ves que hay algo que está despuntando, aunque no te convenza, debes apostar por ello”, apuntó el instagramer Javier Ollero. “Las agencias, antes de darte una campaña, te piden todas las métricas, estadísticas y el alcance de tus publicaciones. Todo está más regulado. El cliente también te va a pedir más resultados. Por ello, es importante que el contenido sea siempre de calidad”

Pero no todo es bonito en la profesión, afirma. Por desgracia, posee mucha incertidumbre laboral. Ollero ha hecho un llamamiento para la creación de una legislación que otorgue mayor transparencia al sector.

“Apoyamos el marketing con influencers, pero debemos advertir a nuestros jóvenes que quieren ser influencers de la sobreexposición en las redes y de las desagradables consecuencias que ello puede suponer”, señalaba Miguel Ángel Gómez, fundador de la revista Influencers, destacando otra de las caras oscuras de la profesión.

 

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir