Social Media Marketing

El mito de la reciprocidad en las redes sociales

La mayoría de la gente y las marcas con perfil en redes sociales creen que tener una gran cantidad de amigos, fans y seguidores, y seguirse mutuamente, constituye una relación casi perfecta de reciprocidad e interactividad, sin embargo toda esta dinámica está idealizada por la reciprocidad no es tal con todo el mundo, tanto en los perfiles personales como en los profesionales y en la vida social de las marcas.

A veces es difícil determinar a primera vista quién de sus seguidores merece la pena ser seguido. Esta puede ser una oportunidad de tender una mano a otros usuarios, proporcionar valor a cada uno de ellos, y comprobar si puede existir un beneficio mutuo en una relación a través de una red social.

¿Qué puede hacer una marca?

Para la mayoría de las marcas, lo más lógico es seguir a todo aquel que se ha tomado la molestia y el tiempo de “Seguir”, “Ser amigo”, “Fan”, “Gustarle”, etc, de su marca. La actitud en este caso es el de pensar en su marca como un medio: si quieren contactar con usted, tiene sentido corresponder y animar para aumentar su público. No hay duda de que, cuantos más seguidores tenga una marca, más oportunidades creará ésta para difundir su mensaje.

Las personas no son marcas

El desafío para la gente, sean celebridades o personas corrientes, es descubrir cómo hacer que esta dinámica sea más efectiva. No es tan sencillo: la verdadera reciprocidad es corresponder con el mismo nivel de valor en la relación mutua. Si la gente se ofende o piensa de otra forma, no están realmente interesados en la reciprocidad, sino en sus propios intereses únicamente.

La reciprocidad es momentánea en el mundo digital

En las redes sociales, si alguien decide seguir su perfil o el de su marca, pero después “pasa” de ella, no tiene tiempo o interés en involucrarse en las propuestas de ninguna manera, no hay forma de comunicar esto al “seguido”, que por otro lado tampoco piensa mucho en cada uno de sus “seguidores”.

¿El motivo? Los filtros

Aquellos que usan Twitter para su beneficio personal usan filtros y tecnología como
Hootsuite, TweetDeck, o Twitter Lists para filtrar el “ruido” que hacen sus seguidores, para poder centrarse en aquellos que realmente les proporcionan valor. De hecho, la razón más importante por la que a la gente le gusta Google + es porque pueden crear “círculos”, es decir, filtros. De esta forma, silencian a la gente que no conocen, y amplifican a los que más les importan. Todo esto no tiene nada que ver con la reciprocidad, ya que la mayoría de las personas y marcas con perfil en Facebook, Twitter o Google + interactúan con un puñado de personas, pero siguen deseando más y más amigos, fans y seguidores para diseminar su mensaje más lejos y ampliamente.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir