Social Media Marketing

Los usuarios se pronuncian sobre las políticas de YouTube con el hashtag #CensorshipKills

El tiroteo de YouTube reaviva el debate sobre la censura en la plataforma de vídeos

Tras el tiroteo ocurrido en las oficinas centrales de YouTube, las redes han encendido el debate sobre la censura en la plataforma de vídeos, señalando culpables y victimizando a la autora.

censuraEste martes conocíamos la noticia del tiroteo en las oficinas centrales de YouTube en San Bruno, California. Nasim Aghdam, de 39 años, no dudó en disparar a 3 trabajadores de la compañía, según ha asegurado la policía estadounidense, motivada por la censura que los vídeos sobre veganismo y maltrato animal que subía a la red, sufrían por parte de la plataforma.

De hecho, la propia autora de los hechos que, posteriormente se suicidó, había expresado en un blog personal sus quejas y malestar hacia la red social de vídeos por considerar que habían “arruinado su vida” al suprimir de manera intencionada su contenido y privarla de la monetización que conseguía con ellos.

Sin embargo, aunque las políticas de moderación de contenido de la compañía de Google han dado mucho de qué hablar, hay quien ha aprovechado el suceso para hacer demagogia barata y enormemente peligrosa.

Tras conocerse los hechos, las redes fueron inevitablemente el altavoz de muchos ciudadanos que expresaron sus opiniones y comenzaron un debate sobre si las prácticas de la compañía capan la libertad de expresión.

Aunque la mayoría de los comentarios se mostraban correctos, hay ciertas cuentas pequeñas, pero enormemente activas, que se han empeñado en mostrar a Aghdam como una víctima de la censura de YouTube e incluso daban a entender que ha sido la propia compañía la responsable de esta violencia bajo el hashtag #CensorshipKills.

Pero no solo los usuarios, también algunos medios de corte conservador, y de los que se hace eco The Verge, han alientado este debate con titulares sensacionalistas y alejados de cualquier objetividad.

InfoWars y Drudge Report son algunos de los que no han dudado en difundir informaciones que señalan directamente a YouTube como el incitador de la violencia.

Y han sido muchos los que han apoyado estas teorías alegando que no es la primera vez que la plataforma de vídeos priva a sus usuarios de monetización o elimina contenidos sin aparente razón al mismo tiempo que reclaman cambios al respecto.

La violencia nunca está justificada y el único responsable de disparar un arma es quien aprieta el gatillo, pero lo cierto es que el debate está encima de la mesa y parece que traerá cola. YouTube, es hora de dar explicaciones.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir