líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Elon Musk finiquita la compra de Twitter y pone de patitas en la calle a sus principales directivos

Social Media MarketingElon Musk ha despedido a cuatro altos directivos de Twitter

Elon Musk toma el control de Twitter y despide a sus directivos

Elon Musk finiquita la compra de Twitter y pone de patitas en la calle a sus principales directivos

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

"The bird is freed" (El pájaro está liberado). Con este críptico pero elocuente tuit (huérfano de ulteriores detalles), Musk ha dado a entender al mundo que ha finiquitado la adquisición de Twitter.

La adquisición de Twitter por parte de Elon Musk es ya un hecho consumado (aunque sigue sin llegar comunicación oficial al respecto). El empresario sudafricano ha tomado ya el control de la red social del pajarito y, tras despedir a sus principales directivos, podría convertirse en el nuevo consejero delegado de Twitter.

«The bird is freed» (El pájaro está liberado). Con este críptico pero elocuente tuit (huérfano de ulteriores detalles), Musk ha dado a entender al mundo que ha finiquitado efectivamente la adquisición de Twitter. Y por si quedaba alguna duda al respecto, el multimillonario ha añadido a la descripción de su perfil en la red social del pájaro azul las palabras «Chief Twit».

Varios medios estadounidenses habían publicado antes de que viera la luz ese tuit que Musk había tomado el control de Twitter y había procedido a despedir a algunos de los principales directivos de la compañía, incluyendo a Parag Agrawal, CEO de la red social. Tales despidos no resultan en modo alguno sorprendentes, máxime cuando Musk había lanzado durísimos dardos contra Agrawal y sus colegas en los últimos meses.

Más allá de a Agrawal, Musk habría puesto asimismo de patitas en la calle al jefe financiero de Twitter, Ned Segal, a la máxima responsable legal y de políticas, Vijaya Gadde, y al abogado principal de la compañía, Sean Edgett.

Así y todo, y aunque Musk ejerce ya de propietario de Twitter, lo cierto es ninguna de las partes involucradas ha confirmado aún de manera oficial el cierre de la compra de la red social por 44.000 millones de dólares.

Cuando el pasado mes de abril el CEO de Tesla dio cuenta de su intención de echar el lazo a Twitter, enfatizó que quería liberar a esta plataforma de las restricciones impuestas a la libertad de expresión en sus entrañas (excesivamente gravosas a ojos de Musk). Las voces más críticas argumentaron, sin embargo, que la libertad de expresión elevada a la máxima potencia propugnada por Musk podría dar alas al odio que tanto ha estado combatiendo Twitter en los últimos años.

Elon Musk tiene al parecer intención de convertirse en el nuevo CEO de Twitter

De acuerdo con Bloomberg, Musk querría ponerse él mismo al mando de Twitter. A largo plazo, no obstante, el sudafricano podría ceder el cargo de CEO a otra persona de su confianza.

Musk es ya el consejero delegado del fabricante de vehículos eléctricos Tesla y la compañía espacial SpaceX. El empresario lidera además proyectos más pequeños en la compañía de túneles Boring Company y en la empresa de neurotecnología Neuralink.

El CEO de Twitter querría al parecer liberar del veto permanente en esta red social a usuarios previamente expulsados de por vida de esta plataforma. El levantamiento de este veto afectaría, entre otros, al expresidente estadounidense Donald Trump. El que fuera inquilino de la Casa Blanca fue expulsado de manera irreversible de Twitter en enero de 2021 tras el asalto al Capitolio. Y en mayo de este año Musk expresó ya su deseo de que Trump retornara a Twitter.

Ayer jueves Musk quiso, por otra parte, calmar los ánimos de quienes piensan que con él mando Twitter podría convertirse eventualmente en un semillero de odio. En una carta abierta dirigida a los anunciantes el multimillonario aseguraba que la red social no se convertiría en un «lugar de los horrores» donde pudiera decirse cualquier cosa sin consecuencias. Según Musk, Twitter aspira a metamorfosearse en lugar abierto donde todo el mundo sea bienvenido.

El CEO de Twitter enfatizaba en esta misiva que no tomó la determinación de comprar la red social porque fuera algo fácil o porque quisiera ganar dinero. «Lo hice para ayudar a la humanidad a la que amo», señalaba. Además, indicaba que asumía la tarea de ponerse al frente de Twitter con humildad y con el pleno conocimiento de que, pese a todos sus esfuerzos, podía fracasar.

Musk anunció en abril que adquiriría Twitter por 44.000 millones de dólares, pero en julio decidió suspender las transacción alegando que la red social había mentido deliberadamente sobre su proporción de cuentas «fake». A continuación, tanto Twitter como Musk procedieron a iniciar demandas contra una y otra parte en los tribunales.

La jueza encargada del caso fijó la celebración de un juicio el 17 de octubre. No obstante, a principios de octubre, cuando el proceso judicial estaba a punto de iniciarse, Musk anunció sorprendentemente su intención de retomar la adquisición de Twitter. Y la magistrada dio de plazo a las dos partes involucradas en la operación hasta el 28 de octubre para llegar a un acuerdo y no verse las caras en los tribunales.

 

Las empresas energéticas triunfan en redes sociales: estas son las marcas que más crecen en España en 2022AnteriorSigueinteAmazon presagia ventas bastante flojas en Navidad y sus títulos se desmoronan en la bolsa

Contenido patrocinado