líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Elon Musk cobrará una pequeña cuota a los nuevos usuarios de X

Elon Musk forzará a los nuevos usuarios de X a pasar por caja para poder publicar contenido en la red social

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Elon Musk argumenta que imponer a los nuevos usuarios de X el pago de una pequeña cuota para poder publicar contenido en la red social es la única forma posible de parar los pies a los bots.

X, la red social otrora conocida como Twitter, necesita llenar urgentemente sus arcas (y también dar alto a los bots que pululan por sus dominios) y por eso forzará a los nuevos usuarios de esta plataforma a pasar necesariamente por caja para poder tuitear. Así lo anunció ayer Elon Musk en un post publicado en X.

«Desafortunadamente el abono de una pequeña cuota para garantizar que los nuevos usuarios puedan publicar contenido en X es la única forma de parar el implacable ataque de los bots», aseguró este lunes Musk, que en las últimas horas ha acaparado un buen número de titulares a cuenta del despido del 10% de la plantilla de Tesla.

El controvertido cambio en la política de X fue detectado en primer lugar (antes de que Musk hiciera oficialmente el anuncio) por una cuenta automática diseñada específicamente para rastrear cambios en la web de X.

Previamente la red social había emprendido en Filipinas y en Nueva Zelanda un experimento para cobrar una suscripción anual de 1 dólar a los nuevos usuarios de X y que estos pudieran publicar contenidos e interactuar con otros usuarios en esta plataforma.

Los bots, una lacra que a X le está costando erradicar

De acuerdo con la cuenta automática que se apercibió por primera vez de los cambios en la política de X, los nuevos usuarios deberán abonar una pequeña cuota anual para poder publicar, comentar, dar «like» o responder a otros posts. Sin embargo, si deciden no abonar esa cuota, los nuevos usuarios de X podrán seguir a otros usuarios y navegar en la plataforma de manera totalmente gratuita.

La nueva política de X entra en escena después de que la red social haya dado cuenta de su incapacidad para dar el alto al copioso torrente de cuentas enfocadas al spam que redirigen al usuario a contenido pornográfico y productos «fake». A principios de este mes la red social de Elon Musk inició, de hecho, una purga de cuentas de bots y trols en sus dominios, aunque se desconoce el éxito real de esta medida.

No es en todo caso la primera vez que X se topa de bruces con el fracaso a la hora de atar en corto a los bots, pese a que antes de comprar la red social Elon Musk aseguró que derrotaría a los bots o moriría intentando ponerles freno.

Forzando a los nuevos usuarios de X a rascarse el bolsillo Elon Musk desea probablemente (más allá de frenar a los bots) inyectar más dinero en las deficitarias arcas de la red social, que habría perdido el 71% de su valor desde que el empresario sudafricano comprara la compañía en octubre de 2022.

Además, una larga nómina de anunciantes ha dado la espalda a X en el último año y medio por la laxa política de moderación de contenido de la red social. En 2023 la red social perdió, no en vano, 1.500 millones de dólares en ingresos publicitarios por culpa del éxodo de anunciantes.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

GroupM España nombra a Abel Jaime Managing Director de EssenceMediacomAnteriorSigueinte"Alba Renai no ha quitado el trabajo a nadie": la influencer virtual que "rompió" internet en 72 horas

Contenido patrocinado