líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Elon Musk inicia una purga de periodistas en Twitter

Twitter echa el cerrojazo a las cuentas de varios periodistas que cubren la información sobre Elon Musk

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Twitter suspendía ayer las cuentas de varios periodistas que cubren habitualmente la información sobre la red social y Elon Musk.

Elon Musk irrumpió hace aproximadamente dos meses y medio en Twitter con la promesa de convertir a la red social del pajarito en adalid de la libertad de expresión, pero al empresario sudafricano parece no temblarle el pulso a la hora de aplastar la libertad de expresión que tan fervientemente defiende si es para defender sus propios intereses.

Twitter suspendía ayer las cuentas de varios periodistas que cubren habitualmente la información sobre la red social y su nuevo dueño. Los periodistas afectados por el cerrojazo trabajan para medios como The Washington Post, The New York Times, CNN o Voice of America.

Algunos de los reporteros bloqueados (el reportero especializado en tecnología de The New York Times Ryan Mac, por ejemplo) se había hecho eco recientemente de la suspensión de otra cuenta: la que utilizaba datos de vuelos disponibles públicamente para dar cuenta de los movimientos del jet privado de Elon Musk.

Se da la circunstancia de que el CEO de Tesla había asegurado previamente que no echaría el candado a esa cuenta «por su compromiso con la libertad de expresión», pero el pasado miércoles dinamitó esa promesa y vetó que se compartiera en Twitter información sobre «la ubicación de la personas en tiempo real».

Elon Musk se defiende asegurando que revelar su ubicación en tiempo real le pone en peligro a él y a su familia

Twitter no se ha pronunciado aún de manera oficial sobre las suspensiones impuestas a las cuentas de periodistas, pero Ella Irwin, la nueva responsable de Confianza y Seguridad de la red social, ha confirmado en declaraciones a The Verge que la compañía bloqueará «cualquier cuenta que transgreda la reglas de privacidad y ponga en riesgo a otros usuarios».

Elon Musk se pronunciaba ayer mismo en Twitter al respecto con este tajante tuit: «Criticarme todo el día no supone ningún problema, pero revelar mi ubicación en tiempo real y poner en peligro a mi familia sí».

El propietario de Twitter se ha defendido además de la purga de reporteros (supuestamente interesada) en la red social aduciendo que el FBI abriría una investigación si alguien osara publicar las direcciones y las ubicaciones en tiempo real de los periodistas.

«Si alguien publicara ubicaciones y direcciones en tiempo real de los reporteros de The New York Times, el FBI estaría investigando, habría audiencias en el Capitolio y Joe Biden daría discursos sobre el fin de la democracia«, ha declarado Musk, que después ha publicado una encuesta en Twitter sobre cuándo debería la red social proceder a desbloquear las cuentas de quienes revelaron datos sobre su ubicación.

La laxa política de moderación de contenidos en Twitter desde que Elon Musk se pusiera al timón de la red social ha puesto a esta plataforma en severos aprietos. Un buen número de anunciantes han huido en desbandada de Twitter por temor a ver quebrantado el «brand safety» en la red social del pájaro azul, que el mes pasado desbloqueaba, de hecho, la cuenta del expresidente estadounidense Donald Trump, que había sido previamente suspendida en enero de 2021 tras el asalto al capitolio.

Además, este lunes Twitter disolvía también su consejo asesor independiente para luchar contra el discurso de odio, la explotación infantil, el suicidio, las autolesiones y otros temas potencialmente problemáticos en la red social.

 

Los usuarios de plataformas de streaming están cada vez más dispuestos a aceptar anuncios para ahorrar en sus suscripcionesAnteriorSigueinteAMT Comunicación: una historia muy personal que trabaja también en la internacionalización de la agencia

Contenido patrocinado