líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Elon Musk tiene un nuevo enemigo público número uno: Apple

Social Media MarketingElon Musk ha cargado duramente contra Apple en las últimas horas

Elon Musk declara la guerra a Apple

Elon Musk tiene un nuevo enemigo público número uno: Apple

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Elon Musk acusa a Apple de querer expulsar a Twitter de su App Store y de cobrar comisiones abusivas en su tiendas de aplicaciones.

Cómodamente apoltronado en el púlpito de jefe supremo de Twitter, Elon Musk aprovecha su privilegiada posición en la red social de pajarito para lanzar durísimas andanadas con todo aquel que ose llevarle la contraria o no se pliegue a sus deseos. Y la lengua viperina del empresario sudafricano parece haber encontrado un nuevo objetivo: Apple.

En las últimas horas Elon Musk se ha despachado a gusto contra los de Cupertino, a quienes acusa, secundado la tesis de Epic Games, de ejercer un monopolio comparable al que tenía IBM allá por los año 80. El CEO de Tesla echa en cara además a la empresa de la manzana que censura de manera constante a sus clientes.

Todo se inició con un tuit en el que Elon Musk se preguntaba por qué Apple había dejado suspendido casi por completo su publicidad en Twitter. «¿Acaso odian la libertad de expresión en Estados Unidos?» es la reflexión que ponía sobre la mesa el hombre más rico del mundo, que en sus tuits no tuvo prurito algo en mencionar incluso de manera directa al CEO de Apple Tim Cook.

Pese a que a Elon Musk parece haberle sentado a cuerno quemado que Apple haya pausado su inversión publicitaria en Twitter, lo cierto es que otros muchos anunciantes han seguido idéntica senda en las últimas semanas.

En el periodo comprendido entre el 10 y el 16 de noviembre la empresa liderada por Tim Cook realizó en Twitter un desembolso de 131.600 millones de dólares en publicidad, frente a los 220.800 dólares que invirtió entre el 16 y el 22 de octubre, antes de Musk recalara en la red social del pajarito.

Más allá de Apple, han optado también por pausar o reducir su publicidad en Twitter anunciantes como General Motors, Volkswagen, Mondelez o General Motors. De acuerdo con un reciente estudio de Media Matters for America, la red social del pájaro azul se habría quedado huérfana de la mitad de sus anunciantes más importantes desde que Elon Musk se pusiera a los mandos de Twitter.

Elon Musk está en contra de las elevadas comisiones que se embolsa Apple con cada compra en su App Store

Las invectivas dirigidas por Musk contra Apple van más allá de la reducción de las partidas publicitarias que la compañía dedica a Twitter. El CEO de Tesla respondió de manera afirmativa a la pregunta de un usuario sobre si la compañía de Cupertino estaba haciendo peligrar la presencia de Twitter en la App Store de Apple y obligando a la red social a cumplir determinados estándares en relación con la moderación de contenidos.

«Apple ha amenazado con expulsar a Twitter de su App Store y no nos da las razones», apuntó el magnate sudafricano en otro tuit. Musk prosiguió a continuación sus ataques contra Apple acusando a la empresa de la manzana de «imponer una tasa secreta del 30 en cada cosa que compras a través de su App Store».

Además, Elon Musk sugirió que no estaba en modo alguno dispuesto a abonar esa tasas con un «meme» que mostraba una autopista con una bifurcación con dos vías: paga el 30% y ve a la guerra. En el «meme» de marras un automóvil llamado Elon se adentra en la vía que lleva a la guerra.

Hace una semana Elon Musk ya se quejó de las elevadas tarifas manejadas por la tienda de aplicaciones de Apple y también por la App Store de Google. Una y otra empresa engullen entre el 15% y el 30% de las ventas que se generan en sus dominios, lo cual podría menguar ostensiblemente los ingresos que el CEO de Tesla espera cosechar a través del servicio de suscripción Twitter Blue.

La furia tuitera de Musk contra la compañía liderada por Elon Musk no se detuvo aquí ni mucho menos. En otro tuit el sudafricano señaló que «Apple debería hacer públicos todos los actos de censura que ha cometido y que afectan a sus usuarios». A continuación, el hombre más rico del mundo hizo uso de las encuestas que tanto le gustan en Twitter e instó a sus seguidores a votar para dirimir si Apple debería o no hacer públicos esos «actos de censura» En menos de una hora más de medio millón de usuarios habían respondido a la encuesta y la mayoría lo hizo con un rotundo «sí».

Twitter y Apple parecen abocados a una guerra que dinamitaría una relación fraguada desde hace muchos años. No en vano, en 2011 Apple integró profundamente los tuits en su sistema operativo iOS y en los últimos años ha anunciado sus nuevos iPhones y sus grandes eventos de lanzamiento en la red social del pájaro azul.

Que la relación entre Twitter y Apple no pasa definitivamente por su mejor momento lo evidencia no solo el hecho de que Elon Musk haya decidido cargar duramente contra la empresa de la manzana con sus vitriólicos tuits sino también la circunstancia (en modo alguno baladí) de que Phil Schiller, responsable de la App Store de la compañía de Cupertino, habría eliminado hace poco su cuenta en la red social del pajarito.

 

China agua la fiesta a Apple, que no podrá vender tantos iPhones como desearía esta NavidadAnteriorSigueinteNingún sueño se quede sin cumplir en la nueva campaña navideña de Aldi

Contenido patrocinado