líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Entre el 10% y el 15% de las interacciones sociales con marcas serán falsas en 2014

Redacción

Escrito por Redacción

Los fans falsos, los «me gusta» falsos y las opiniones y comentarios falsos forman el lado menos bonito de las redes sociales, aunque sólo sea para aquellos que consideran las plataformas sociales como un lugar donde encontrar contenidos generados por los usuarios y poder conocer cuál es la voluntad del público. Pero según un reciente estudio, la situación podría ir a peor.

Los últimos datos de Gartner apuntan a que como consecuencia de que las interacciones sociales se van a ir haciendo más importantes, para 2014 entre el 10% y el 15% de todas las interacciones sociales van a ser falsas y pagadas por las compañías.

Jugar, en el mal sentido, en las redes sociales no es nada nuevo, pero teniendo en cuenta que estas plataformas son un espacio que, en principio, confía en las buenas intenciones de la masa, hacerlo un poco sórdido. Además, es difícil analizar este engaño porque una gran parte de este “juego” no se puede precisar. Más allá del caso de Mitt Romney, revelado este año, para el que se compraron miles de seguidores falsos en Twitter, encontrar seguidores falsos entre famosos o usuarios anónimos es más un pasatiempo que una verdadera investigación, y páginas como Fake Follower Check se encargan de que estas “vergüenzas” vean la luz. Por otro lado, algunas empresas como Ad.ly pagan a los usuarios por tweetear determinados mensajes.

Pero, al final, la falta de transparencia tendrá efectos perjudiciales. Según Gartner, aunque todavía el espacio en las plataformas sociales está sin regular, algunas organizaciones de consumidores van a empezar a plantar cara a estas malas prácticas. En los próximos dos años podría verse cómo la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos investiga algunas de las compañías más importantes del país por crear métricas y comentarios falsos.

“Con más de la mitad de la población de internet en las redes sociales, las organizaciones se están desesperando por nuevas formas de generar bases de seguidores más grandes, conseguir más éxitos en los vídeos online, generar más comentarios positivos que la competencia y pedir “me gusta” en sus páginas de Facebook”, explicó Jenny Sussin, analista de Gartner.

Pero a medida que el control de las autoridades, y también de los usuarios, se endurezca, es imperativo que operadores como Twitter o Facebook también hagan algo. Y es que si el objetivo de las plataformas es ganar dinero de la publicidad junto a los contenidos, tendrán que equilibrar los anuncios y los contenidos reales si no quieren que su modelo de negocio termine fracasando.

 

Las marcas tienen el poder de la "publicidad nativa", pero no saben utilizarloAnteriorSigueinteLas Project Glass de Google son muy "cool", pero ¿qué hay de la privacidad?

Contenido patrocinado