líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Falsas creencias, regulación y desprestigio: el camino de los influencers para vivir de las redes

Social Media MarketingSergio Barreda, CEO de Keeper Experience y Keyz Talents

Entrevista a Sergio Barreda

Falsas creencias, regulación y desprestigio: el camino de los influencers para vivir de las redes

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Dulceida o Verdeliss son algunas de las influencers que participan en el libro de Sergio Barreda, que nos cuenta cómo vivir de las redes.

Ser influencer ya es una profesión, y una muy demandada y a la que quieren acceder muchos de los jóvenes que se plantean cuál es el futuro laboral al que aspiran. Dulceida, Verdeliss, Andrea Compton o Carolina Iglesias son algunas de las también creadoras de contenido que han logrado captar a las audiencias.

Para meter a los usuarios en su mundo, Sergio Barrera, CEO de las agencias Keeper Experience y Keyz Talents, ha entrevistado a estas y otros influencers para conocer las claves de su éxito. Las ha recogido todas y las ha plasmado en un libro, Vivir de las redes.

Desde MarketingDirecto.com hablamos con el experto para conocer más acerca de los aspectos que contribuyen a que una persona consiga destacar en las plataformas sociales.

Tu libro, Vivir de las redes, también está dirigido a derribar mitos, ¿nos podrías explicar algunas de estas falsas creencias que rodean al mundo de los influencers?

Aunque hace más de diez años que surgieron los primeros influencers, no hace tanto que el público en general empezó a familiarizarse con esta denominación, lo que hace que sea un sector prácticamente reciente y en pleno auge y que, como todo, requiere estabilizarse y, sobre todo, profesionalizarse.

Este rápido crecimiento ha generado dudas, falsas creencias y mitos, como por ejemplo en lo que tiene que ver con la facilidad de ser influencer para vivir de las redes, que ganan mucho dinero, que el trabajo del creador de contenidos es totalmente banal y no requiere esfuerzo, que es una moda pasajera o que está dirigido a un nicho muy concreto de chavales.

Este fue precisamente uno de los motivos que me llevó a escribir Vivir de las redes, primero para dar el valor que merece al creador de contenidos, y segundo, para servirle de guía y ayudarle a construir su marca personal para triunfar en las redes.

Ser influencer es un talento, pero lleva trabajo convertirse en uno, ¿de qué manera se hace?

Lo más importante es no obsesionarse. Para llegar a ser influencer hay una parte muy orgánica, pero también hay herramientas y tips que cuento en el libro que ayudan a potenciar lo que puedes hacer o a definir tu estrategia a largo plazo. El trabajo y esfuerzo que hay detrás es lo que no se ve, pero a la vez es lo más influye a la hora de triunfar. Detrás de cada perfil hay una marca personal que se puede trabajar desde muchas perspectivas para conseguir engagement con tus seguidores. 

En base a tu experiencia y a la de los influencers entrevistados para tu obra (Dulceida, Verdeliss, Carolina Iglesias…), ¿cuáles son los puntos clave para alcanzar el éxito en esta profesión y vivir de ella?

Sin duda la constancia es uno de los factores fundamentales. La mayoría de creadores que han conseguido dedicarse íntegramente a esto llevan en sus espaldas muchos años de trabajo. Generalmente los influencers no ven los resultados a corto plazo e invierten mucho tiempo sin tener una compensación económica, y por eso muchos se quedan en el camino, por no tener constancia, ni una visión a largo plazo. 

Por supuesto, para conseguir el éxito es necesario hacer contenidos con los que disfrutes, ya que si no, el público percibe que lo que estás haciendo es demasiado forzado y no acaba de funcionar. 

Por el contrario, ¿qué es lo que se debe evitar?

Buscar la fama y el dinero como objetivo principal. La base de las redes es la originalidad y la naturalidad, por lo que es muy complicado construir una carrera cuando solo tienes en la cabeza el éxito banal.

En realidad, hay quien no considera que este sea un empleo como tal, pese a que mueve millones de euros. ¿Consideras que no está suficientemente valorado este trabajo? ¿Cómo podría tenerse más en cuenta? 

Estamos trabajando en un sector relativamente nuevo que ha crecido de manera exponencial en muy poco tiempo. Según los últimos datos publicados por la IAB, es una industria que factura entre 50 y 60 M de euros y crece cada año a doble dígito. Creo que se ha desprestigiado a los creadores de contenido por el desconocimiento y también porque son gente muy joven que están consiguiendo grandes cosas. El público más joven no sé si valora más a los creadores, pero desde luego, sí que son conscientes de lo referentes que llegan a ser para ellos y la cantidad de contenidos que generan para su disfrute. 

En general, creo que en España no valoramos el talento y eso es un grave error, ya que ahora mismo la industria audiovisual debe adaptarse a lo que quieren las nuevas generaciones y aprender de las cosas que están haciendo bien los creadores.

Afortunadamente, las grandes marcas y agencias se están dando cuenta que este sector es clave para llegar a determinadas audiencias que con otros tipo de plataformas de marketing no lo están haciendo, de ahí su rápido crecimiento, pero todavía queda mucho por hacer, como dar nombre a la profesión de los creadores de influencer, algo tan básico como eso y que todavía no está reconocido. 

¿Qué recomiendas a las marcas que quieran apostar por el influencer marketing?

Las generaciones millennial y Z solo consumen contenidos a través de las redes sociales. Por tanto, si quieres llegar a ellas debe ser su canal prioritario. Las marcas deben de contar con agencias especializadas que les ayuden, no solo a definir la mejor estrategia para su empresa, sino también a seleccionar los mejores embajadores para la misma. La tecnología nos está ayudado a mejorar nuestras propuestas y es algo que debe ser el foco para las marcas en estos momentos.

¿Qué opinas de que el Ministerio de Consumo haya decidido que los influencers y personajes públicos no puedan anunciar ningún alimento que vaya dirigido a un público infantil?

Toda la industria está a favor de la regularización, por tanto, me parece coherente. Nos adaptamos al código de conducta de Autocontrol sobre publicidad de creadores de contenido y nos adaptaremos a las nuevas normativas. Pero la legislación no se puede quedar ahí. La regulación no sólo puede apoyar a la industria, audiencia y a los clientes, también tiene que amparar al creador, y creo que, en esto, tenemos mucho trabajo por hacer. 

 

Poca diversidad y brecha salarial: estas son las carencias del marketing de influencersAnteriorSigueinteEste spot francés promueve la sostenibilidad con una delirante (e impredecible) vuelta de tuerca

Contenido patrocinado