Social Media Marketing

Los social media son un verdadero edén en cuanto a oportunidades para las marcas

¿Es un desatino que las marcas pidan los papeles del divorcio a las redes sociales?

Puede que muchas marcas no exploten adecuadamente el potencial agazapado en los social media, pero tirarlo por la borda y no intentar ni siquiera aprovecharlo es un monumental error.

redes socialesEn un reciente y cacareado informe (que por lo volcánico de su contenido ha hecho correr ríos de bits en la red de redes)  Forrester aseguraba que las marcas no tenían por qué arrojarse forzosamente en los brazos de los social media y, que si estas plataformas no estaban adecuadamente alineadas con su estrategia corporativa, no debían tener miedo de cortar por lo sano con ellas.

De acuerdo con el estudio, solo el 24% de los usuarios de los social media tilda de "cool" el hecho de ser asociados con una marca en los canales 2.0. Y el 68% de los usuarios cree que los marcas comparten fundamentalmente en las redes sociales contenidos no interesantes.

En el informe Forrester echa en cara a las marcas que pecan habitualmente de ambiciosas en su aproximación a los social media y que tocan demasiados palos simultáneamente en estos canales. En este sentido, y siempre según Forrester, las marcas deberían adoptar una posición más relajada en las redes sociales y sobre todo y ante todo prestar más atención a las necesidades de su target en estas plataformas.

Hasta hace poco era perfectamente aceptable interrumpir al consumidor (fuere donde fuere) a condición de que su disfrute del medio no fuera mancillado. Con el tiempo la publicidad aprendió de sus errores y se solapó mucho más al entretenimiento. Aun así, esa publicidad seguía siendo percibida como una imposición.

Fue precisamente es percepción profundamente irritante de la publicidad la que terminó plantando la simiente de servicios como Netflix, donde los anuncios brillan completamente por su ausencia.

Desde ese punto de vista la publicidad que echa raíces en los social media debería ser también vilipendiada (quizás con razón). Pero, ¿quiere ello decir que estos canales sean una mala opción para las marcas en el plano meramente comunicativo? En absoluto, más bien lo contrario, asegura Johst Klems en un artículo para Horizont.

Las redes sociales tienen a su favor que reúnen a millones y millones de personas a su vera. Y lo poderoso de su alcance queda aún más evidenciado si se comparan sus audiencias con las de los medios tradicionales (inevitablemente mucho más raquíticas).

En las plataformas 2.0 millones de personas siguen voluntariamente y sin coacciones de por medio a las marcas.

Aunque no siempre se explota adecuadamente, el potencial de las redes sociales es tan inmenso es un auténtico disparate tirarlo por la borda

¿Acaso semejante milagro aconteció en alguna ocasión en el panorama mediático en el pasado? ¿Quién en su sano juicio duda aún del extraordinario poder de la comunicación en las redes sociales?

Los social media pueden utilizarse en clave marketera para múltiples fines (procurar cobijo a los propios canales de las marcas, poner en marcha campañas con potencial viral, monitorizar a la competencia o colaborar con influencers).

Las oportunidades marketeras en las redes sociales son más diversas que en cualquier otro medio. Y es un auténtico desperdicio no utilizarlas.

El mismísimo Apple, receloso en principio de las redes sociales, terminó comiéndose sus propias palabras y abriendo su propio canal en Instagram (que es, no en vano, un magnífico escaparate para sus productos).

El mínimo común denominador del poder de los social media es su arrebatador alcance. Y el epítome de ese poder son quizás las campañas de publicidad que logran convertirse en virales en estos canales.

Los social media brindan a las marcas la posibilidad de comunicarse de una manera diferente con su target. Desafortunadamente no todas las marcas lo han comprendido y por eso el contenido que vuelcan en las redes sociales no es a veces todo lo bueno que debería ser (o no está 100% adaptado a las características de estas plataformas).

Y aun así, pese a que el contenido desprenda cierto tufo promocional y se rija por viejas y apolilladas leyes publicitarias, éste sigue siendo demandado de manera profusa por la gente en las redes sociales.

Afortunadamente los errores pueden enmendarse. Y para ello las marcas deben concentrarse en los verdaderos intereses del consumidor en los social media y tomarse la molestia de escucharle (que no es tan difícil).

La comunicación en la Web Social es un proceso. Y la calidad de los objetivos, las expectativas y las soluciones parapetadas tras eso proceso es radicalmente diferente en cada marca. El consumidor es consciente también de ello.

Pero el poder de los social media radica en su potencial como infraestructura: un lugar donde se reúnen millones de personas y donde las marcas pueden (si lo intentan) atraer la atención de esas personas con los contenidos adecuados.

Puede que muchas marcas no exploten adecuadamente el potencial agazapado en los social media, pero tirarlo por la borda y no intentar ni siquiera aprovecharlo es un monumental error, concluye Klems.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other