Social Media Marketing

Instagram (y sus bobadas) saltan al mundo real con esta máquina de vending

Esta máquina de vending trae al mundo real los bobos comportamientos de Instagram

La agencia Conscius Minds ha instalado recientemente en California varias máquinas de vending donde se comercializan los comportamientos más estúpidos de Instagram.

vendingCalifornia fue escenario la semana pasada de una singular campaña (digna de acaparar múltiples miradas) cuyo objetivo era poner bajo los focos la cultura nacida al calor de Instagram convirtiendo comportamientos (más bien absurdos) asociados a esta red social en productos físicos y vendiéndolos a través de máquinas expendedoras.

La campaña, rubricada por la agencia de contenidos Conscius Minds, promociona el lanzamiento del documental Social Animals (producido por la propia agencia) en iTunes.

Conscius Minds se sacó de la chistera unas cuantas máquinas de vending (bautizadas con el nombre de “As Seen on IG”) que permitían a los transeúntes comprar estúpidos y a la vez mordaces productos relacionados con Instagram.

Entre los productos comercializados por tan inusitadas máquinas expendedoras figuraban packs de “1.000 likes”, galletas “Food Porn Star”, “Thumb Spa” (para procurar alivio al pulgar tras hacer scroll infinito), e “Instant Nudes” (un guiño a los sensuales desnudos, siempre libres de pezones femeninos, que tanto se prodigan en Instagram).

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

A juicio de Jonathan Ignatius Green, director de Social Animals y partner de Conscius Minds, las máquinas expendedoras conectan, de manera extraordinariamente satírica, con el contenido del documental, que se aproxima de manera brutalmente honesta las vidas de tres adolescentes con los ojos eternamente posados en Instagram.

“Una de las cosas que más me sorprendió haciendo esta película es que en realidad hay muy pocas diferencias en las maneras y las motivaciones de las que se valen adolescentes y adultos para utilizar Instagram”, asegura Green. “Esto puede deberse a la necesidad humana de compartir y comunicarse, pero también al hecho de que Instagram espolea enormemente nuestros impulsos más adolescentes, evaluando nuestra propia valía en función de la cantidad de atención, la adoración e incluso la envidia de cuantos están a nuestro alrededor”, subraya Green.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Las máquinas de “vending” de Conscious Minds fueron emplazadas en lugares sumamente “instagramables” de Los Ángeles y San Francisco como Downtown Ace Hotel y The World Famous Venice Barbershop.

Aun así, todos aquellos a los que California no les pille precisamente de paso podrán adquirir los productos comercializados por las máquinas expendedoras a través de esta página web.

Los ingresos obtenidos con las ventas generadas por estas máquinas de vending irán a parar a manos de Reboot & Recover, una organización no gubernamental con el foco puesto en las adicciones digitales.

Te recomendamos

A3

ADN

FOA

Recopilatorio

Compartir