Social Media Marketing

Estado Islámico difunde ahora su propaganda a través de una red social que no puede borrar mensajes

diasporaLas redes sociales son un lugar idóneo para difundir informaciones, contenidos, noticias y publicidad. Las buenas causas encuentran en el mundo digital un aliado perfecto para llamar la atención, pero por desgracia también los asuntos más oscuros se aprovechan de la capacidad de difusión de la red.

La organización terrorista Estado Islámico está explotando al máximo el poder de las redes sociales. Desde el inicio de su ofensiva en Irak, el grupo ha usado el mundo social media de manera intensiva para extender el pánico entre los usuarios musulmanes, humillar a los estadounidenses, reclutar nuevos simpatizantes y organizar una máquina de propaganda de gran eficacia.

Con el fin de evitar una escalada de violencia y que este grupo terrorista utilice sus redes para reclutar nuevos terroristas, Twitter ha cancelado sus cuentas. Pero los radicales no se han dado por vencidos y han encontrado en la red social Diaspora un nuevo aliado para la difusión de propaganda política y bélica.

El propio funcionamiento de Diaspora impide a su equipo cancelar cuentas de usuarios, algo que los terroristas saben muy bien. En Diaspora, el poder de los datos están en manos de los propios usuarios, lo cual deja muy poco margen de actuación a los directivos que observan horrorizados como los grupos terroristas están tomando su red social con fines violentos. “No hay un servidor central, por lo que para el equipo que lidera el proyecto no hay manera de manipular o remover contenidos de un nodo en particular”

Diaspora, una red social que apuesta por la libertad y la conservación de la esfera privada del usuario, está sufriendo un duro varapalo por cómo los terroristas se están aprovechando de su filosofía, y por ello han lanzado un llamamiento para que los usuarios de la red social ayuden a acabar con los contenidos y presencia de Estado Islámico.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir