líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Están predestinados el influencer marketing y Clubhouse a

Social Media Marketing¿Están condenados a amarse apasionadamente Clubhouse y el influencer marketing?

Clubhouse y el influencer marketing, ¿una pareja ideal?

¿Están predestinados el influencer marketing y Clubhouse a "comerse la oreja"?

Como plataforma con la mirada puesta en el influencer marketing, Clubhhouse es hoy por hoy más un pequeño nicho que otra cosa enfocado sobre todo y ante al ámbito B2B.

Con su estrategia 100% enfocada al contenido en formato audio, Clubhouse ha logrado convertirse en la red social más en boga del momento. Si a ello le unimos que a la red social de la que todo el mundo se accede única y exclusivamente mediante invitación y que por allí pululan no pocas «celebrities», en torno a Clubhouse se está gestando un fenomenal «hype» que no para de pegar el estirón y que parece lejos de tocar techo.

El «hype» se hará aún más fragoroso cuando la app recale próximamente en Android (como han prometido sus creadores). De todos modos, y una vez huérfano de su actual exclusividad, Clubhouse podría perder parte de su arrollador «sex appeal».

Si Clubhouse resulta no ser flor de un día y termina echando raíces en el disputadísimo espacio 2.0, no tardaremos en hablar (lo estamos haciendo ya) de cómo deberían las marcas utilizar esta plataforma en su propio beneficio. Y si hablamos de los potenciales usos marketeros de Clubhouse, emerge inevitablemente en el horizonte el influencer marketing.

Pero, ¿hasta qué punto pueden amarse apasionadamente Clubhouse y el ubicuo influencer marketing?

Por lo pronto, y teniendo en cuenta que emprendedores, inversores, periodistas, marketeros y «celebrities» son quienes con más intensidad han hincado el diente hasta la fecha a esta red social de nueva hornada, parece que Clubhouse es una plataforma enfocada sobre todo y ante todo al ámbito B2B y no demasiado tentadora (por el momento) para las marcas B2C, explica Jessica Kellershofen en un artículo para W&V.

No obstante, si nos circunscribimos al ámbito B2B, las marcas que utilicen de manera inteligente la red social de moda podrían conectar de manera excepcionalmente atinada con su target. Aun así, y teniendo en cuenta que quienes desenvuelven actualmente en Clubhouse provienen mayoritariamente del mundo de los negocios y tienen también más edad que en otras redes sociales, al hablar de influencer marketing deberíamos ampliar el concepto de prescriptor (en su vertiente más tradicional) y hablar de líderes de opinión y no tanto de influencers.

Clubhouse puede ser una auténtica mina de oro para los anunciantes y los influencers adscritos al ámbito B2B

Transmitidos vía audio, los mensajes tienen en todo caso muchísimas papeletas para echar raíces en el consumidor. Y en los podcasts, por ejemplo, el consumidor no hace ascos en modo alguno a la publicidad.

Así y todo, no dejar de ser cierto que resulta harto complicado (al menos a priori) trasladar el influencer marketing de plataformas meramente visuales como Instagram y TikTok a un canal que se lo juega todo a la carta del audio como Clubhouse.

Esta peculiaridad podría trocarse en todo caso en una ventaja para las marcas B2B cuyos productos y servicios rara vez entran por los ojos al cliente y necesitan conectar con el cliente mediante otros sentidos. Para este tipo de marcas podría tener sentido, por ejemplo, anunciar códigos de descuentos valiéndose de influencers en Clubhouse.

Conviene, por otra parte, tener en cuenta que las sesiones que se celebran al abrigo de Clubhouse son todas en directo y esta circunstancia se lo pone más difícil a las marcas y a los influencers a la hora de integrar mensajes publicitarios de manera más o menos sutil y elegante.

Esto significa también que en esencia Clubhouse es una plataforma mucho más cercana a Twitch que a redes sociales como Instagram y TikTok.

Además, en un entorno 100% en directo existe siempre en peligro de que surjan de manera espontánea voces críticas en las sesiones de Clubhouse (y de que tales voces críticas dejen potencialmente en mal lugar a las marcas allí representadas).

Como plataforma con la mirada puesta en el influencer marketing Clubhhouse es, por lo tanto, más un pequeño nicho que otra cosa y, aunque la naturaleza de esta red social no lo pone a priori fácil para imbricar mensajes publicitarios en el contenido, las marcas B2B harían bien en utilizar esta plataforma como laboratorio para emprender experimentos antes de que la app esté mucho más concurrida y se convierta (quizás, solo quizás) en «mainstream», concluye Kellershofen.

 

Las experiencias son la estrella polar del nuevo consumidor (que pone también más los cuernos a las marcas)AnteriorSigueinteOrange enseña cómo usar el 5G en la educación a través de esta campaña

Contenido patrocinado